Instalación del sistema catalítico en la Planta de Valorización Energética de Sant Adrià de Besòs

La valorización energética es la conversión de aquellos residuos que no pueden ser reciclados en energía, ya sea en forma de electricidad, vapor o agua caliente para uso doméstico o industrial.

De este modo, Grupo TERSA, compañía pública especializada en la gestión de servicios ambientales relacionados con la economía circular y participada por el Ayuntamiento de Barcelona y el Área Metropolitana de Barcelona, es la encargada de gestionar la Planta de Valorización Energética (PVE) de Sant Adrià de Besòs, la cual inició su funcionamiento en el año 1975 y se convirtió en la primera en operar en España.

Cerca de 360.000 toneladas de residuos procedentes de toda el área metropolitana de Barcelona son valorizadas cada año. De esta manera, el 12 % de la electricidad generada se destina al autoconsumo de la instalación, mientras que el resto se vende a la red eléctrica.

Además, los residuos que se valorizan en la planta también permiten suministrar vapor a la red urbana de calor y frío del Fórum y del distrito 22@, a través de Districlima, dando, de este modo, servicio a las empresas y a los ciudadanos de esta zona de Barcelona.

Desde el Grupo se sigue apostando tanto por la aplicación de las mejores tecnologías disponibles como por la incorporación de nuevas dinámicas de gestión. Es por ello que durante el Consejo de Administración que se realizó a finales de 2016 se aprobó la inversión de 18 millones de euros para la instalación del sistema catalítico de alta temperatura en la PVE, con el objetivo de reducir las emisiones de NOx que emitía la planta.

Artículo publicado en el nº78 Mayo-Junio 2021