La ACA incrementa la producción de agua desalinizada a raíz del descenso de reservas en los embalses del sistema Ter Llobregat

La Agencia Catalana del Agua (ACA) ha incrementado el régimen de funcionamiento de las plantas desalinizadoras catalanas, tras el descenso de las reservas de los embalses que forman parte del sistema Ter-Llobregat. Después de un verano seco y caluroso, el volumen de agua en el sistema que abastece a 5 M de habitantes se ha situado por debajo del 60%, con 367 hm3 almacenados.

 

 

Por este motivo, la ACA ha incrementado la producción de agua desalinizada en la planta del Llobregat hasta el 70% (durante las últimas semanas funcionaba al 20%, teniendo en cuenta que en la primavera estaba al 10%) y en la desalinizadora de Tordera hasta el 75% (en las últimas semanas estaba al 50%, mientras que en primavera su funcionamiento era del 35%).

Se toma esta medida al situarse las reservas del sistema Ter Llobregat en la fase de prealerta (por debajo del 60%, con 367 hm3), tal y como define el Plan de sequía, para así optimizar al máximo las reservas naturales de agua disponibles (embalses y aguas subterráneas) y alejar al máximo la entrada en escenarios que conllevarían medidas más restrictivas.

La fase de prealerta prevé la adopción de medidas preventivas ante el descenso de reservas, como el incremento de la producción de agua desalinizada, la comprobación del estado de las captaciones subterráneas para complementar el abastecimiento de agua; el análisis del estado de las instalaciones de reutilización de agua; la comprobación de los planes de emergencia de los entes locales, entre otros. También se intensificará el seguimiento del estado de las reservas y se llevarán a cabo acciones de información y sensibilización orientadas a favorecer el ahorro y el consumo responsable de agua.