La agencia catalana del agua inaugura dos depuradoras en la zona de Vila-Seca y Salou y en Gratellops

default

La estación depuradora de Vila-Seca y Salou, que se puso en servicio en 1995, requería varias actuaciones para modernizar sus instalaciones y al mismo tiempo adecuarse a las necesidades de saneamiento actuales y futuras. Los trabajos han supuesto una inversión de 5,4 millones de euros. El consejero Calvet explicó: «nos permite recuperar los acuíferos, ya que sacaremos menos agua, y también tomamos menos agua del minitrasvase del Ebro y rebajamos la cuota de captación del consorcio de Aguas de Tarragona «.

Con una inversión superior a los 920.000 euros, se ha construido en Gratellops,una depuradora de tipo biológico con proceso de nitrificación con fangos activos por aireación prolongada, que tendrá una capacidad para tratar 65 m3 / día, equivalente a una población de más de 500 habitantes. El agua tratada en la planta contribuirá a la mejora medioambiental del barranco del Bosquet.

Durante la visita, el consejero Calvet ha destacado que «es un ejemplo del actual ciclo de planificación, combinando la mejora de las plantas activas con la construcción de nuevas depuradoras en municipios de pequeñas dimensiones»,