La Agencia Espacial Europea (ESA) y ClearSpace SA firman el contrato para la primera misión de eliminación de basura espacial del mundo

La ESA está a punto de firmar un contrato por 86 millones de euros con un equipo industrial liderado por la empresa emergente suiza ClearSpace SA para adquirir un servicio único: la primera misión de desorbitación de basura espacial. Así, en 2025, ClearSpace SA lanzará la misión de retirada activa de desechos ClearSpace-1, que llegará hasta un adaptador de carga útil Vespa, lo capturará y lo remolcará hasta su reentrada en la atmósfera.

Los ministros participantes en el Consejo Space19+ de la ESA concedieron a la agencia financiación para firmar un contrato de servicio con un proveedor comercial para la retirada segura de la órbita baja terrestre de un objeto inactivo. Una vez finalizado el procedimiento de licitación, el equipo industrial liderado por ClearSpace SA —empresa derivada de la Escuela Politécnica Federal de Lausana (EPFL)— fue invitado a presentar una propuesta definitiva. La firma de este contrato supondrá un hito clave para establecer un nuevo sector comercial en el espacio. Al adquirir la misión mediante un contrato de servicio integral en lugar de desarrollar una nave definida por la ESA para operaciones internas, la agencia está demostrando una nueva forma de hacer negocios. La ESA adquirirá la misión inicial y contribuirá con conocimientos expertos clave dentro del proyecto ADRIOS (Active Debris Removal/In-Orbit Servicing, o Eliminación Activa de Desechos/Servicios en Órbita), que forma parte del Programa Seguridad Espacial de la ESA. ClearSpace SA obtendrá el resto de la financiación de la misión de inversores comerciales.

Vespa tiene un tamaño similar al de un satélite pequeño

La misión ClearSpace-1 tendrá como objetivo un adaptador de carga útil secundaria Vespa. Este objeto se que quedó en una órbita apta para la mitigación de desechos espaciales, a una altitud de entre 660 y 800 km, tras el segundo vuelo del lanzador europeo Vega en 2013. Con una masa de 112 kg, Vespa tiene un tamaño similar al de un satélite pequeño.

En casi 60 años de actividades espaciales, más de 5.550 lanzamientos han dado lugar a unos 42.000 objetos en órbita, de los cuales unos 23.000 continúan en el espacio y son objeto de seguimiento periódico. Al ritmo actual de unos cien lanzamientos al año y con una frecuencia de cuatro a cinco desintegraciones de media histórica al año, el número de desechos en el espacio seguirá aumentando de manera constante. ClearSpace-1 demostrará la capacidad técnica y comercial para mejorar significativamente la sostenibilidad a largo plazo de los vuelos espaciales. La misión cuenta con el apoyo del Programa Seguridad Espacial de la ESA, con sede en el centro de operaciones de ESOC en Darmstadt (Alemania).

Participación de la industria europea en ClearSpace-1

En la misión ClearSpace-1 participan compañías de numerosos países europeos. Aunque el equipo industrial está liderado por ClearSpace SA, cuenta con contribuciones de empresas de Suiza, República Checa, Alemania, Suecia, Polonia, Reino Unido, Portugal y Rumanía.