Los miembros fundadores de la Alianza para el Reciclaje de Cápsulas de Aluminio (ARCA) Nespresso Francia, Nestlé Francia y Jacobs Douwe Egberts Francia (JDE) se unen a Veolia para reubicar el reciclaje de cápsulas de aluminio en Francia. Las cápsulas de aluminio para café que se recogen en toda Francia se procesarán en el centro de Valopôle de Veolia en Boves (Hauts-de-France) para reciclarlas posteriormente. El aluminio se utilizará para producir nuevos objetos, mientras que los posos de café se utilizarán para el compostaje en beneficio de los agricultores locales. 

Desde 2019, Nespresso Francia, Nestlé Francia y JDE Francia trabajan juntos para dar una segunda vida a sus cápsulas de aluminio para café. En la alianza ARCA comparten la convicción de que es esencial desarrollar la recogida y el reciclaje de las cápsulas de café, especialmente porque el aluminio es un metal reciclable. Los residuos de café, que representan el 90% del peso de la cápsula, son también un recurso esencial para el sector agrícola en forma de abono orgánico.

Hasta la fecha, las cápsulas de café de aluminio se enviaban a los Países Bajos para su reciclaje. Gracias a las capacidades tecnológicas de Veolia, se ha desarrollado una solución de tratamiento y reciclaje en su centro de Boves, situado en la región de Hauts-de-France, que permite separar eficazmente el aluminio y los residuos, que pueden ser reciclados o reutilizados. Por un lado, los residuos vuelven a la tierra como abono orgánico para los agricultores en un circuito local único. Por otro lado, el aluminio se recicla y se utiliza para fabricar nuevos objetos cotidianos, como cuadros de bicicleta, latas de bebidas o incluso motores para vehículos. 

Para aprovechar esta solución, que maximiza el reciclaje de las cápsulas de aluminio usadas, ahora es posible depositarlas en casi 5.000 puntos de recogida específicos, como puntos de relevo, centros de recogida de residuos y supermercados asociados. Además, existe otra solución para reciclar las cápsulas de aluminio. En las comunidades equipadas, el 35% de los franceses puede depositar sus cápsulas en su contenedor de clasificación, junto con todos los demás envases metálicos de tamaño pequeño. Para el año 2022, el 50% debería tener acceso a esta solución.