La innovación tecnológica como elemento clave para una gestíón circular del agua

La innovación tecnológica como elemento clave para una gestíón circular del agua

La creciente escasez de los recursos hídricos y la actual crisis energética exige reconsiderar el enfoque tradicional sobre el consumo de agua

La innovación tecnológica centraliza gran parte de los desafíos medioambientales existentes, para lograr la máxima eficiencia y sostenibilidad en el uso del agua, en un contexto de escasez mundial de agua y recursos naturales, junto con la crisis energética y de materias primas.

AINIA ha organizado el V Seminario Técnico Internacional de Aguas en el que han participado doce expertos, de diversos ámbitos, para abordar las soluciones tecnológicas más innovadoras alineadas con los nuevos retos socioeconómicos plasmados en el Pacto Verde Europeo (Green Deal), la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, así como en los Proyectos estratégicos para la recuperación y transformación económica (PERTE).

Situación actual de la depuración y la reutilización del agua

El seminario ha girado en torno a tres áreas temáticas: La situación actual de la depuración y la reutilización del agua, la circularidad del agua y la digitalización del ciclo del agua. En el primer bloque del seminario, Francisco Escribano, jefe del Departamento de Vertidos Industriales de Entidad Pública de Saneamiento de Aguas Residuales de la Comunidad Valenciana (EPSAR), ha analizado los nuevos retos para la minimización de los vertidos de alta carga contaminante en redes de saneamiento y la gestión de estaciones de depuración de aguas públicas.

Además, ha explicado una nueva línea de proceso que ha diseñado EPSAR para el tratamiento de las aguas residuales, con el objetivo de resolver buena parte de los problemas asociados a la gestión de los lodos producidos y a la reducción del coste operativo de sus instalaciones.

Francesc Hernández Sancho, coordinador del Grupo de Economía del Agua de la Universidad de Valencia, ha puesto el foco en el papel de la reutilización para la necesaria adaptación al cambio climático. Para Francesc Hernández, la creciente escasez de los recursos hídricos exige reconsiderar el enfoque tradicional sobre el consumo de agua, con el fin de adoptar nuevas estrategias, que posibiliten que este recurso vital sea reutilizado al máximo.

Por último, el presidente de la Asociación Española de Desalación y Reutilización (AEDyR), Domingo Zarzo Martínez, ha hecho una revisión de los retos y oportunidades que supone para la industria la depuración, la reutilización y la desalación en España.

Circularidad del agua: aguas de proceso y residuales

La segunda sesión ha analizado las posibilidades existentes de regeneración y reutilización de aguas de proceso e industriales. Joaquín Serralta, subdirector del Instituto de Ingeniería del Agua y Medio Ambiente (IIAMA) y miembro del Grupo de investigación CALAGUA, ha puesto el énfasis en la necesidad de aprovechar los recursos existentes en las aguas residuales urbanas, subrayando fundamentalmente la materia orgánica y los nutrientes presente como el nitrógeno y el fósforo.

Por su parte, Carmela Conidi, investigadora del Instituto per la Tecnología delle Membrane (CNR-ITM) ha subrayado la mejora que suponen, frente a los sistemas tradicionales, las estrategias de intensificación de procesos y vertido cero en los procesos de separación por membranas a presión.

Digitalización del ciclo de agua

El agua en el ecosistema digital ha sido el tema propuesto por el periodista y analista de innovación, Eugenio Mallol, en el tercer bloque. Para el divulgador, el desafío de la automatización inteligente debe escalar soluciones tecnológicas, desde el internet de las cosas a la inteligencia artificial, de modo que alcance al conjunto de la organización. El siguiente desafío debe diseñar toda la actividad “con visión de ecosistema, de forma que la información que se genere en una parte del ecosistema pueda nutrir y producir efectos el resto de los componentes conectados a ella”.

Para el director del área de Comunicaciones avanzadas, Informática industrial y Eficiencia energética del Instituto Tecnológico de Informática (ITI), Víctor Sempere la irrupción del IoT en los últimos años ha favorecido la proliferación de nuevas opciones de conectividad que facilitan la captura y gestión masiva de información, lo que permite desarrollar servicios avanzados hasta ahora inexistentes.

Tres casos de éxito

En el último bloque del seminario se han presentado tres casos de éxito. AINIA ha explicado los primeros avances del proyecto GREEN BRINE. Un proyecto para la valorización de salmueras mediante el uso e integración de tecnologías sostenibles. Según ha explicado Jorge García, investigador del departamento de Tecnologías de Producto y Procesos de AINIA, este proyecto “representa una aplicación innovadora del modelo de biorrefinería hacia un sistema de descarga de vertido cero y permite la transformación en recursos útiles de los residuos concentrados generados durante la actividad industrial”. El proyecto GREEN BRINE, coordinado por AINIA, cuenta con el apoyo de la Generalitat Valenciana, a través de la Agència Valenciana de la Innovació (AVI) y la participación de Aceitunas Cazorla y el Instituto de Instituto De Tecnología Cerámica (ITC-AICE).

La empresa AQUA4D ha explicado cómo la innovación permite el ahorro en agua de riego de forma sostenible y sin productos químicos. En concreto, el CMO de AQUA4D, Javier Meyer, ha presentado una tecnología que ahorra un promedio de ~30% de agua de riego, al tiempo que permite el riego con agua salina y restaura los suelos saturados de sal con menos recursos, de forma sostenible y sin productos químicos. forma sostenible y sin productos químicos.

Por último, Jovana Bondžić, Project Manager en InoSens ha presentado el proyecto europeo Wateragri, cuyo objetivo es reintroducir y mejorar las soluciones sostenibles en la retención de agua y el reciclaje de nutrientes como humedales integrados, sistemas de drenaje bioinspirados y cuencas de retención de inundaciones sostenibles en el paisaje agrícola. El fin es permitir una producción agrícola que pueda sustentar poblaciones en crecimiento y hacer frente a los desafíos presentes y futuros.