La planta de biogás SAVA de Audax Green producirá energía verde para 70.000 ciudadanos a partir de residuos

La planta de tratamiento SAVA generará 120.000 MWh anuales mediante la transformación de residuos orgánicos, está situada en el municipio de Pla d’Urgell, en Lleida, la planta empezará a operar a mediados de 2016 utilizando biogás para generar electricidad de origen 100% renovable. El biogás es una fuente de energía limpia y sostenible que se produce mediante el tratamiento de residuos orgánicos de origen animal o vegetal.

A través de la digestión anaerobia se consigue transformar la materia orgánica en biogás que es el que abastece a los motores de la planta que generan la electricidad. Este proceso se consigue en ausencia de oxígeno, mediante la acción de bacterias y mezclándose con otro combustible, en este caso gas natural. Se trata de energía generada con uno de los procesos más idóneos para reducir de emisiones de CO2 y el efecto invernadero y, además, se producirán hasta 10.000 toneladas anuales de fertilizante orgánico que se destinará principalmente a la exportación.

La planta de Audax Green cuenta con 5 motores de 3MW de potencia cada uno que producirán 120.000 MWh verdes al año, lo que equivaldría a abastecer anualmente el consumo energético de 70.000 ciudadanos y supone una reducción de 6.500 Tm de emisiones de CO2. Asimismo, la planta contribuirá a la gestión medioambiental de más de 110.000 Tn/año de residuos orgánicos en una zona con una alta concentración ganadera.

La reapertura de la planta SAVA comportará la creación de 12 nuevos empleos directos y entre 10 y 15 indirectos en la comarca.