La planta desaladora de Shuqaiq 3, en Arabia Saudí, ha sido inaugurada

La planta desaladora de Shuqaiq 3, en Arabia Saudí, ha sido inaugurada

La planta desaladora de Shuqaiq 3, con una capacidad de producción nominal de 450.000 metros cúbicos al día y ubicada en la provincia de Jizán, al suroeste de Arabia Saudí, ha sido inaugurada en una ceremonia organizada bajo el patrocinio de Su Alteza Real el Príncipe Mohammad Bin Nasser y por el ministerio saudí de medio ambiente, agua y agricultura.

La ceremonia, celebrada en la sala de la Cámara de Comercio de la ciudad de Jazán, fue presidida por D. Abdulrahman Al-Fadhli, ministro de medio ambiente, agua y agricultura del Reino de Arabia Saudí, junto con numerosas autoridades como Eng. Abdullah Al-Abdulkarim, Gobernador de Saline Water Conversion Corporation (SWCC) y Eng. Khaled Alqureshi, CEO de Saudi Water Partnership Company (SWPC). D. Álvaro Iranzo, embajador de España en Arabia Saudí, también asistió junto con los miembros del Consorcio, incluidos representantes de Abdul Latif Jameel y Almar Water Solutions

Se trata de la primera planta de gran escala en la región con tecnología pura de ósmosis inversa y alta eficiencia energética, y permitirá suministrar hasta 150 Hm3 (gigalitros) al año de agua de alta calidad, satisfaciendo la demanda existente en las provincias de Asir y Jizán, en las que viven cerca de 4 millones de habitantes.

En su construcción ha participado un equipo multidisciplinar de más de 2.000 personas y se ha alcanzado un importante hito en materia de seguridad y salud, al haberse superado los 9 millones de horas sin incidentes con baja. Todo ello bajo unos rigurosos protocolos de trabajo en el marco COVID-19, que han obligado a poner en marcha planes de aceleración muy exigentes.

Reconocida en todo el sector del agua como una de las plantas más complejas, innovadoras y sostenibles de su categoría, Shuqaiq 3 fue galardonada en septiembre de 2019 con el premio “Utilities Project of the Year” en los premios Middle East Energy Awards 2019, celebrados en Dubái (EAU), consolidando así su posición como uno de los proyectos más emblemáticos de la región.

Carlos Cosín, CEO de Almar Water Solutions, señalaba tras la ceremonia: “estamos muy orgullosos de cómo se ha desarrollado la construcción de la planta desaladora de Shuqaiq 3. El reto de la COVID-19 nos ha puesto a prueba sacando la mejor versión de todos los involucrados en el proyecto. Gracias a ellos, hoy podemos afirmar que Shuqaiq 3 es uno de los proyectos más ambiciosos de la zona, y que abastecerá de agua potable a la población, la industria y la agricultura, mejorando la calidad de vida de millones de personas”.

Por su lado, Fady Jameel, presidente adjunto y vicepresidente internacional de Abdul Latif Jameel, comentaba “el agua es un recurso fundamental para el desarrollo y supervivencia de todas las comunidades del mundo. Por ello, Almar Water Solutions, parte de Abdul Latif Jameel Energy, está muy orgullosa de haber contribuido al desarrollo de Shuqaiq 3, reconocido como un proyecto emblemático no solo en Arabia Saudí sino también en la región. La capacidad y la complejidad tecnológica de este proyecto son impresionantes y ofrecen a las generaciones presentes y futuras la oportunidad de contribuir a una mayor seguridad del agua en el marco Visión 2030 de Arabia Saudí”.

Adjudicada al consorcio formado por Almar Water Solutions (a través de Abdul Latif Jameel Commercial Development Company), ACCIONA, Marubeni Corporation y Rawafid Alhadarah Holding Co, y con una inversión cercana a los 600 millones de dólares, la planta de Shuqaiq 3 suministrará agua potable a más de 1,8 millones de ciudadanos, al tiempo que contribuirá al desarrollo económico e industrial de la zona.