La primera #GreenLeague Junior de la Fundación Ecolec finaliza con la participación de más de 2.200 alumnos en centros educativos de Andalucía, Asturias y Comunidad Valenciana

La iniciativa ha instalado más de 10 puntos de recogidas de RAEE en centros educativos de varias comunidades autónomas. La campaña ha buscado la concienciación del reciclaje de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos de los más pequeños de los hogares.

 La primera #GreenLeague Junior, iniciativa para el reciclaje de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE) en centros educativos que promueve la Fundación Ecolec, ha finalizado con la participación de más de 2.000 alumnos en centros educativos de Andalucía, Asturias y Comunidad Valenciana. Además, la campaña ha instalado más de 10 puntos de recogida en las instalaciones de dichos centros. El director general de Fundación Ecolec, Luis Moreno, ha señalado que “estamos muy satisfechos con esta primera edición y con el número de alumnos alcanzados ya que estos más de 2.000 alumnos tienen un efecto multiplicador cuando informan a sus familiares sobre la recogida de RAEE” ya que según Luis Moreno “los más pequeños de cada casa son en ocasiones los mejores prescriptores a la hora de concienciar a sus familias sobre cuestiones tan importantes como es el reciclaje de RAEE en particular y el reciclaje en general”.

En esta primera edición los centros participantes han sido El SEK Alborán (Almería); el CEIP Cuba (Alicante); el Colegio La Milagrosa (Oviedo) y el St. Mary’s School (Sevilla) que se han sumado a esta iniciativa en una liga no competitiva de recogida de RAEE. Moreno ha indicado que “estamos muy contentos con la enorme implicación que han mostrado los centros participantes ya que en todo momento se han volcado junto con sus alumnos, profesorado y personal de servicios y administración en el buen desarrollo de la campaña”.

La campaña #GreenLeague Junior

A través de la iniciativa #GreenLeague Junior, la Fundación Ecolec pretende resaltar la implicación de los centros educativos, así como de sus propios alumnos y trabajadores como ciudadanos concienciados, con la importancia de la correcta gestión de aquellos pequeños aparatos eléctricos y electrónicos que han quedado inservibles, tanto en casa como en los propios centros, y que deben ser depositados en los lugares aptos para ello. 

En este sentido, y para el desarrollo de la campaña, cada centro escolar ha contado con varios cajones de recogida de RAEE en los que los alumnos y el personal docente y administrativo podrán depositar sus residuos. Asimismo, los centros educativos han contado con material informativo y didáctico sobre la campaña y su participación en la misma, tales como carteles informativos y diferente material didáctico (coloreables, sopas de letras, juegos de lógica, etc.), que están a disposición de los alumnos en la web www.greenleaguejunior.es, donde se informa sobre la campaña y sobre todas las dudas que pueden surgir sobre el correcto reciclaje de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos.

A través de este tipo de iniciativas, la Fundación Ecolec pone en valor la importancia del reciclaje de RAEE para el medio ambiente en particular y para la vida en general, siendo uno de sus objetivos que se depositen en los lugares aptos para ello. Un correcto tratamiento de estos residuos evita efectos nocivos para la salud además de un impacto visual negativo.

Píldoras informativas y recogida de RAEE en los centros participantes

Para esta primera edición de la #GreenLeague Junior de la Fundación Ecolec se ha contado con pequeñas ‘píldoras informativas’ que los alumnos y personal docente y de administración han podido consultar en la web de la campaña. Dichas píldoras informarán sobre conceptos básicos cómo qué es un RAEE, dónde puedo llevarlos o cuál es la misión de Fundación Ecolec. Los puntos de recogida de RAEE si han estado de forma permanente durante toda la campaña en diferentes lugares habilitados en los centros educativos.

Gestión de los RAEE

Los RAEE son residuos de aparatos eléctricos y electrónicos que han llegado al final de su vida útil procedentes tanto de hogares particulares como de usos profesionales. Para identificarlos debemos comprobar si para funcionar han necesitado corriente eléctrica o campos electromagnéticos, destinados a ser utilizados con una tensión nominal no superior a 1.000 vatios (en corriente alterna) y 1.500 vatios (en corriente continua), y los aparatos necesarios para generar, transmitir y medir tales corrientes y campos.

La obligación de gestionar estos residuos de un modo separado del resto de fracciones de residuos viene dada por el Real Decreto 110/2015, que marca las obligaciones y responsabilidades de todos los agentes implicados, entre los que se encuentran los proveedores de productos, comerciantes, administraciones (local, regional y nacional) y los usuarios. Además, de la correcta gestión de los RAEE se obtienen beneficios ambientales.