La prueba piloto de contenedores inteligentes de Recyclia finaliza con 600 kg de aparatos TIC recogidos y con una tasa de reutilización del 10%

Este sistema de incentivos pionero demuestra que recompensar a los ciudadanos por deshacerse de estos dispositivos favorece su reutilización. El 46,3% de los participantes ha donado los eco-créditos, calculados en base a factores como el estado del aparato, a un proyecto de reforestación.

 La prueba piloto del primer sistema de incentivos puesta en marcha en nuestro país para aumentar la recogida de pequeños aparatos electrónicos, mediante contenedores inteligentes, ha finalizado con la retirada de 600 kilos de estos dispositivos de los que el 10% será reutilizado. Según Recyclia, responsable de esta iniciativa, dicho porcentaje es superior al registrado con el sistema tradicional de recogida, lo que confirma que recompensar a los ciudadanos por deshacerse de estos dispositivos favorece su reutilización y contrarresta el ‘efecto tesoro’, como se conoce a la tendencia a acumularlos en el hogar.  

Según José Pérez, consejero delegado de Recyclia, “hemos confirmado la conclusión preliminar que avanzamos en abril, cuando la prueba llegó a su ecuador, y según la cual recompensar con mayores incentivos a los usuarios que depositan aparatos en mejores condiciones y que, por tanto, pueden ser reacondicionados, es un instrumento eficaz para contrarrestar ese hábito a acumular dispositivos a los que ya no damos uso”.

Cabe destacar que cada usuario que ha participado en la experiencia piloto, desarrollada de noviembre de 2020 a octubre de 2021 en el municipio vizcaíno de Getxo, ha realizado de media cinco entregas de residuos. Además, se han registrado más de 1.500 descargas de la aplicación móvil necesaria para identificar al usuario, permitir la apertura de la puerta del contenedor inteligente y recibir los eco-créditos correspondientes, a modo de recompensa.

A este respecto, el 46,3% de los participantes ha donado los eco-créditos, calculados en base a factores como el estado del aparato, a un proyecto de reforestación que será llevado a cabo en Getxo. El resto podrá canjearlos por descuentos para la compra de nuevos aparatos electrónicos.

Nuevos modelos de negocio basados en la economía circular

Esta experiencia pionera en nuestro país está coordinada por Recyclia y la empresa de gestión de residuos Indumetal Recycling, encargada de gestionar los residuos, ya sea para reciclaje o reutilización. Para llevarla a cabo, las entidades instalaron dos contenedores inteligentes itinerantes en tres edificios públicos y tres colegios de Getxo, en colaboración con el ayuntamiento de la localidad.

Esta iniciativa es una de las cuatro experiencias piloto integradas en el proyecto europeo “CIRC4Life”, cuyo objetivo es estudiar la viabilidad de nuevos modelos de negocio basados en la Economía Circular. 

Recyclia es el único sistema colectivo español en participar en este proyecto financiado por el programa Horizonte 2020 y coordinado por la Universidad de Nottingham. “CIRC4Life” cuenta con la participación de 17 entidades de ocho países comunitarios, entre las que se incluyen universidades, centros de investigación, plantas de tratamiento, sistemas colectivos, empresas privadas y ONGs.