La red ‘Municipios Hermanados por el Vidrio’ traza la ruta turística sostenible por España con el vidrio como protagonista

La red ‘Municipios Hermanados por el Vidrio’ traza la ruta turística sostenible por España con el vidrio como protagonista

Ecovidrio, el CSIC, ANAREVI y ANFEVI lanzan esta alianza simbólica entre más de 30 municipios para conmemorar el Año Internacional del Vidrio, declarado por la ONU, y poner en valor la tradición y vinculación con este material.

Ecovidrio, la entidad sin ánimo de lucro encargada del reciclado de envases de vidrio en España; ANFEVI (Asociación de Fabricantes de Envases de Vidrio) ANAREVI (Agrupación Nacional de Reciclado de Vidrio) y el CSIC (Consejo Superior de Investigaciones Científicas) han lanzado la Red de Municipios Hermanados por el Vidrio, una alianza simbólica para reconocer la tradición y vinculación con este material.

Esta iniciativa se enmarca en la conmemoración del Año Internacional del Vidrio, declarada por la ONU gracias a su importancia cultural, científica, económica y ambiental. Además, el vidrio ha sido un elemento transformador de la humanidad por sus aplicaciones en la arquitectura, biomedicina, energías renovables y, por supuesto, como envase.

Municipios Hermanados por el Vidrio’ ya cuenta con la adhesión de 30 localidades que han estado ligados, a través de su historia o cultura, a la tradición vidriera o que cuentan con infraestructura para su reciclado. A través de una selección de ellos se puede trazar una ruta turística sostenible que se divide entre regiones muy diversas:

Ruta 1- El vidrio y el sur de España

Cuando los romanos llegaron a la península crearon la Vía de la Plata, una calzada que atravesaba de sur a norte el territorio. Comenzaba en Asturica Augusta (Astorga) y terminaba en Augusta Emerita, o como ahora la conocemos, Mérida. Los restos que conservamos a raíz de su paso por la ciudad pacense son algunos de los más importantes de nuestro país, y es por eso que es allí donde se fundó el Museo Nacional de Arte Romano.

Avanzando hacia el Mediterráneo, en la Costa del Sol, encontramos el Museo del Vidrio y Cristal de Málaga, una casona restaurada del S.XVIII que alberga unas 3.000 piezas de diversas épocas (vidrieras, vasijas o envases), que invita a puede recorrer la historia de la humanidad a través del cristal.

Ruta 2- Una tradición muy presente en Levante

La costa levantina ofrece el itinerario cultural más extenso dentro de la tradición vidriera. La ruta podría comenzar en Cartagena, donde se instaló una importante fábrica de cristal y vidrios en el S.XIX y cuyo legado pervive hoy en el Museo del Vidrio de Santa Lucía, que es una sala de muestras y un centro de formación.

Ya en la provincia de Valencia, encontramos la huella de los fenicios, en concreto, en el yacimiento deLa Covalta en Albaida, un antiguo poblado ibérico habitado desde el S.VI a.C. al III a.C.

Esta ruta termina en Valencia, donde se puede visitar el CentroArqueológico de l’Almoina que cuenta con un enterramiento visigodo, en el que la pareja tiene con ella distintos objetos de valor, entre ellos, algunos realizados con vidrio soplado, lo que demuestra la existencia de esta técnica en la ciudad en la Edad Media y que perdura hasta hoy.

Ruta 3- El vidrio y Mallorca: no solo sol y playa

El vidrio llegó al litoral balear a través de los fenicios en el S.II a.C. Este pueblo mercader instaló los primeros hornos de vidrio en las islas. Los artistas locales crearon distintas formas similares a las de la alfarería y, posteriormente, las primeras vidrieras. Durante los S. XVI y XVII llega el vidrio de Venecia a Mallorca a través de vidrieros de Murano, quienes enseñaron a los artesanos mallorquines su técnica y sus materiales para empezar a crear sus propios productos. Gracias a este legado, Mallorca es la isla que cuenta con más tradición de vidrio.

Ruta 4- Arte catalán íntimamente ligado al vidrio

La tradición que recorre toda la costa este de España culmina en Catalunya. En esta comunidad, el vidrio tuvo un papel protagonista hasta el punto de colarse en el nombre de los propios municipios, como es el de Vidreres, cuyo significado es “trabajar el vidrio” o “fuente de vidrio”.

En Vimbodí i Poblet el primer horno de vidrio fue documentado en el S. II. Allí, se puede visitar el Museu i Forn del Vidre, que es el único museo de Catalunya dedicado específicamente a la tradición del vidrio, y en él se pueden disfrutar de demostraciones de vidrio soplado en directo y de un espacio de exposición. Si la visita se realiza en octubre, el viajero podrá disfrutar de Vitrum, la fiesta del vidrio artesano de Catalunya.

Ruta 5- El vidrio en Castilla y León

Arranca esta ruta en la Real Fábrica de Cristales de La Granja, situada en el Real Sitio de San Idelfonso. Esta fábrica, que se construyó con la llegada de los Borbones a España en 1727, no tuvo pleno esplendor hasta los reinados de Carlos III y Carlos IV, cuando se midió con fábricas de toda Europa gracias a medios tecnológicos de lo más avanzados en el continente. Aquí, se ha conservado hasta hoy el oficio de soplador de vidrio, y su visita permite conocer el corazón de este complejo, una colección de más de 700 piezas de índoles muy variadas, así como el trabajo que siguen allí haciendo los maestros artesanos que mantienen viva esta fábrica.