La UE se fija veintidós nuevos compromisos por unos océanos limpios, sanos y seguros y lanza el Ocean Tracker

La Unión Europea anunciará veintidós nuevos compromisos durante la edición de 2019 de la conferencia «Nuestro Océano», que tendrá lugar en Oslo (Noruega) los días 23 y 24 de octubre de 2019, y cuyo objetivo es mejorar la gobernanza de los océanos. Además, la UE lanza el Ocean Tracker, un mapa interactivo para el seguimiento de los más de 10 000 millones de euros ya comprometidos por los Gobiernos, las empresas y las ONG.

El comisario Karmenu Vella, responsable de Medio Ambiente, Asuntos Marítimos y Pesca, representará a la UE en esta conferencia y pedirá un refuerzo de las acciones en favor de la gobernanza de los océanos: «La sostenibilidad de los océanos es un desafío global que precisa una actuación transversal e internacional. Ha llegado el momento de elevar la gobernanza de los océanos al siguiente nivel. Con esta nueva serie de compromisos y el lanzamiento del Ocean Tracker, la UE demuestra su liderazgo en cuanto a la sostenibilidad de los océanos».

Por su parte, el comisario de Cooperación Internacional y Desarrollo, Neven Mimica, ha declarado: «Los océanos no solo son nuestra riqueza común, sino también nuestro futuro. Es nuestra responsabilidad garantizar que estén sanos y protegidos en todo el mundo. En nuestra futura asociación con los países ACP seguiremos actuando como una potencia internacional impulsora de una gestión sostenible de los recursos marinos y fomentando, al mismo tiempo, la economía azul y las oportunidades de mejora de la vida de las personas».

Estos compromisos de la UE son acciones significativas orientadas al refuerzo de la gobernanza de los océanos, en particular a la consecución de los objetivos de la Agenda 2030 para el desarrollo sostenible y, más concretamente, del objetivo de desarrollo sostenible n.º 14: Conservar y utilizar sosteniblemente los océanos, los mares y los recursos marinos para el desarrollo sostenible. La UE se compromete, entre otras cosas, a luchar contra la contaminación por plásticos, a hacer que la economía azul sea más sostenible y a mejorar la investigación y la vigilancia marítima.

La herramienta Ocean Tracker —un compromiso de la edición de «Nuestro Océano» organizada por la UE en Malta en 2017— garantizará que los progresos realizados en todos los compromisos sean claramente visibles.

Por su parte, la UE se ha fijado 77 compromisos desde el lanzamiento de las conferencias «Nuestro Océano» en 2014. Casi el 80 % de los compromisos de la UE han sido o están a punto de ser cumplidos, incluidos el 50 % de los anuncios realizados apenas el año pasado.

Veintidós nuevos compromisos para Nuestro Océano por valor de casi 540 millones de euros

Los veintidós compromisos de la UE consisten en acciones concretas y específicas, con un presupuesto total de casi 540 millones de euros, destinadas a abordar desafíos clave de los océanos como la repercusión del cambio climático, reforzar la base de conocimientos, impulsar la innovación y promover el desarrollo de una economía azul sostenible dentro y fuera de Europa.

Apoyar la investigación oceánica: En el marco de Horizonte 2020 —el programa de investigación e innovación de la UE— se destinarán 250 millones de euros a la mejora de nuestros conocimientos y el fomento de nuevas tecnologías de pesca sostenible, a la lucha contra la contaminación marina, a la descarbonización del transporte marítimo y a la promoción de la energía azul renovable.

Luchar contra la contaminación marina: La Comisión Europea contribuirá también a la lucha contra la contaminación marina mediante el fomento del «transporte marítimo ecológico». Los buques que reduzcan la cantidad de residuos generados a bordo o que los gestionen de modo sostenible serán recompensados por sus esfuerzos con una disminución de la tarifa por desechos que han de abonar cuando hacen escala en puertos de la UE.

Impulsar la economía azul y la innovación: Se destinarán más de 100 millones de euros a impulsar un mayor desarrollo de una economía azul sostenible en Europa. Esto incluye la inversión en empresas que contribuyan a la reducción de las emisiones de carbono, y afiancen así la economía circular y la conservación de los ecosistemas.

Unir fuerzas en todo el mundo para obtener más resultados: Las acciones internas en favor de una economía azul sostenible y una mejor gobernanza de los océanos van acompañadas de la promoción de su desarrollo en el exterior. En la conferencia «Nuestro Océano», la UE firmará un nuevo programa de asociación que dedicará 40 millones de euros a apoyar las cadenas de valor sostenibles en los sectores de la pesca y la acuicultura de los países de África, el Caribe y el Pacífico (ACP).

Entender el cambio climático y adaptarse a él:Se destinarán 12,8 millones de euros al programa de Copernicus dedicado a la vigilancia climática del hielo marino y la criosfera, con el fin de entender mejor los efectos del cambio climático en el Ártico y el Antártico. Además, la UE contribuirá con 9,9 millones de euros a la Iniciativa Conjunta del Pacífico sobre la Biodiversidad, el Cambio Climático y la Resiliencia, puesta en marcha por Francia con el fin de aumentar la capacidad de diecinueve Estados y territorios del Pacífico para adaptarse a las repercusiones del cambio climático y a otros factores de estrés, así como para proteger y mejorar la biodiversidad.

Contexto

La conferencia «Nuestro Océano» se celebra con carácter anual y logra recabar compromisos tangibles por parte de Gobiernos, empresas y organizaciones no gubernamentales. Las conferencias anteriores, organizadas por los Gobiernos de Indonesia (2018), la UE (2017), los Estados Unidos (2014 y 2016) y Chile (2015), dieron pie a toda una serie de compromisos por valor de miles de millones de euros. La conferencia «Nuestro Océano» organizada por la UE en Malta en 2017 marcó un cambio de rumbo, movilizando la financiación y la acción oceánica a una escala sin precedentes.

Los compromisos son solo una de las formas de que se vale la Comisión Europea para acelerar la transición hacia una economía circular y convertirse en una economía sin emisiones de carbono a más tardar en 2050. Por ejemplo, adoptó la primera estrategia europea sobre los plásticos y nuevas normas a escala de la UE para hacer frente a los diez productos de plástico de un solo uso que se encuentran con más frecuencia en las playas y mares europeos, así como a los artes de pesca abandonados. Estas iniciativas iban acompañadas de la campaña de sensibilización «Preparados para el cambio», que cuenta con el apoyo activo de numerosos acuarios.

Los océanos están sometidos a una fuerte presión y la situación se agrava debido al cambio climático. El Informe especial del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (GIECC) sobre el impacto del cambio climático en los océanos y la criosfera, publicado el 25 de septiembre de 2019, dejó claro que los océanos solo pueden permanecer sanos si limitamos el calentamiento global a 1,5 °C. Por ello, la UE sigue urgiendo a que se aplique de forma ambiciosa el Acuerdo de París sobre el Cambio Climático y se esfuerza por abordar el vínculo entre el cambio climático y los océanos mediante su estrategia de gobernanza internacional de los océanos.

Dado el importante número de islas y Estados costeros que forman parte de la asociación entre la UE y 79 países de África, el Caribe y el Pacífico (ACP), los desafíos relacionados con los océanos constituyen el núcleo de las actuales negociaciones para un futuro acuerdo entre la UE y los países ACP (denominadas «negociaciones posteriores a Cotonú»). Como parte de estas negociaciones, la UE y los países ACP han acordado recientemente intensificar su cooperación en la escena internacional, incluida la gobernanza y la conservación de los océanos. Este enfoque conjunto, que se extiende por varios continentes, tiene un peso significativo, puesto que la UE y los países ACP suponen más de la mitad de los Estados miembros de las Naciones Unidas.

Fuente: Comisión Europea