La última solución de TOMRA Sorting Recycling para escama de plástico ofrece resultados sin precedentes tanto en recuperación como en pureza para Poliolefinas

Por fin se puede lograr una recuperación y unas tasas de pureza de poliolefinas (PO) nunca vistas.
Así, la nueva solución de TOMRA Sorting Recycling recupera tanto polietileno (PE) como
polipropileno (PP). TOMRA deja así atrás la época en que las soluciones de clasificación de escamas
se centraban solo en el polietilentereftalato (PET).

Dos soluciones de clasificación óptica de escamas, la nueva unidad INNOSORT FLAKE y la
AUTOSORT® FLAKE, forman parte del concepto "Symphony of all Sorts" de la compañía, junto con la
última generación del AUTOSORT® y sus productos complementarios se unen para crear una sinfonía
perfectamente armonizada que clasifica todo tipo de residuos con los más avanzados niveles de
precisión y sofisticación. Juntos, el INNOSORT FLAKE y el AUTOSORT® FLAKE suman los “sonidos de
escamas puras” a la sinfonía TOMRA.

La clasificación de escamas es la última etapa del proceso de clasificación de botellas y tiene lugar
una vez se ha triturado, cribado, lavado y secado el material de entrada. Históricamente, las
funciones de clasificación de escamas de TOMRA Sorting se centraban en la recuperación y
extracción de escamas de PET de la mezcla de plástico. Ahora, gracias al mayor rendimiento que
ofrece la nueva INNOSORT FLAKE, TOMRA Sorting Recycling puede ofrecer por fin una línea integral
de clasificación óptica compuesta por clasificación de botellas y escamas, para recuperar poliolefinas
(PO), con máquinas perfectamente alineadas. La AUTOSORT® se usa para pre-clasificar el material en
formato botella mientras que la INNOSORT FLAKE, para la clasificación de escamas.

El original modelo INNOSORT FLAKE que TOMRA lanzó a finales de 2018 contaba con un ancho total
de 1 o 1,5 metros y estaba diseñado únicamente para la clasificación de escamas de PET. En cambio,
la nueva versión de INNOSORT FLAKE está disponible hasta un ancho de 2 metros. Y para ofrecer un
excelente rendimiento utiliza la tecnología FLYING BEAM® de infrarrojo cercano (NIR), específica
para escamas de PO, así como una cámara dual a todo color. La FLYING BEAM® es la única tecnología
NIR del mercado que permite una corrección automática y continua de la señal asegurando así los
resultados de clasificación más estables y fiables, junto con un mantenimiento y el consumo de
energía más bajos del mercado.

La nueva tecnología de sensores NIR ofrece una solución única para las aplicaciones de PO. Las
escamas de PO se clasifican según su material y su color. Para recoger la suficiente información del
espectro de la luz reflejada para clasificar de forma precisa escamas de PP y PE de hasta 2 mm de
tamaño, el nuevo sensor FLYING BEAM® específico para PO y patentado de TOMRA funciona al
unísono con la última tecnología de cámara dual a todo color.

Al emplear una configuración de cámara frontal y cámara trasera, TOMRA logra ver el color de cada
escama e identificar hasta los detalles más minúsculos, como impresiones o tinta. La unidad es capaz
de purificar tanto el flujo de PE como el de PP mediante la identificación y eliminación de polímeros
no deseados que los contaminan, y de impurezas de color. Cualquier contaminante restante se
elimina. Gracias a esto se logran niveles de pureza nunca vistos que cumplen los estándares que
exigen tanto la legislación actual del sector como el cliente final.

En el caso de aplicaciones de alta calidad, como el reciclaje de botella a botella, en el que el nivel de
contaminación del material de entrada es bajo, pero cuyos requisitos de calidad son especialmente
exigentes, puede usarse otra solución de clasificación de escamas de TOMRA, el AUTOSORT® FLAKE,
que permitirá lograr tanto niveles de pureza extremadamente altos como rendimientos altos y
estables. La AUTOSORT® FLAKE identifica de forma simultánea material, color y metal.

En palabras de Valerio Sama, Jefe de Gestión de Producto en TOMRA Sorting Recycling: “Con el uso
de poliolefinas en continuo aumento (se calcula que el mercado de poliolefinas se acercará a los
cuatrocientos mil millones* de dólares en 2027), la clasificación de este tipo de material se convertirá en un
mercado cada vez más importante para el reciclaje de plástico. Tenemos que ser capaces de
aumentar la pureza y el rendimiento del plástico reciclado hasta niveles en que el material sea
adecuado para su reutilización en envases de alimentos, así como reintegrarlo en el ciclo, dentro del
modelo de economía circular”.

“Tanto el PE como el PP son poliolefinas y, si se mezclan, afectan negativamente al proceso de
reciclaje. Separar PE y PP es un reto muy complejo incluso para la tecnología de clasificación basada
en sensores, de ahí el desarrollo de un nuevo sensor NIR específico para esta aplicación de
poliolefinas. El lanzamiento del nuevo INNOSORT FLAKE ha supuesto reforzar nuestra posición como
proveedor de referencia de las tecnologías imprescindibles para las escamas de plástico y sumar los
«sonidos de escamas puras»; a la sinfonía de TOMRA. Nuestros clientes pueden confiar aún más en
nosotros como empresa de referencia para la compra de todas sus soluciones de clasificación tanto
de botellas como de escamas.