Las comunidades bentónicas podrían estar en riesgo por la presencia de microplásticos

Las comunidades bentónicas podrían estar en riesgo por la presencia de microplásticos

El grupo de Ecotoxicología ha evaluado esta amenaza a escala global

Las comunidades bentónicas dulceacuícolas podrían estar en riesgo en algunos ecosistemas con altas concentraciones de microplásticos. Así lo sugiere un estudio llevado a cabo por el grupo de ecotoxicología de IMDEA Agua, en colaboración con la Universidad de Wageningen (Países Bajos). Los investigadores han evaluado los riesgos de la contaminación por microplásticos en sedimentos de ecosistemas dulceacuícolas a escala global.  El estudio ha sido publicado en la revista Journal of Hazardous Materials.

Este trabajo surge tras la publicación de diversos estudios que afirman que algunas especies pelágicas pueden verse amenazadas por la presencia de microplásticos en la columna de agua. Sabiendo que las concentraciones en el sedimento son hasta 600.000 veces mayores que las de la columna de agua, los organismos bentónicos podrían estar expuestos a concentraciones de microplásticos muy elevadas y sufrir un impacto mayor que los organismos pelágicos. Sin embargo, esta amenaza no se había evaluado hasta ahora.

Para llevar a cabo la caracterización del riesgo ambiental de microplásticos, primero se realizó una búsqueda exhaustiva de artículos científicos que proporcionasen datos de concentración de microplásticos en sedimentos de ríos y lagos, así como datos de estudios de toxicidad realizados con especies bentónicas.

En segundo lugar, se cribaron los diferentes estudios en función de 10 criterios de calidad para datos de exposición, y de 20 criterios de calidad para datos de toxicidad. Estos criterios incluyen, por ejemplo, el uso de controles negativos o positivos a la hora de cuantificar microplásticos en el sedimento, o la necesidad de discernir entre los efectos causados por el material inerte de los microplásticos y los posibles aditivos químicos contenidos en el plástico.

En tercer lugar, se siguió un método para alinear las concentraciones medidas en los sedimentos de ecosistemas ambientales con aquellas utilizadas en los ensayos de toxicidad, y así corregir las diferencias que existen en términos de rangos de tamaño evaluados y formas.

Finalmente, se calcularon dos distribuciones estadísticas que representan la sensibilidad de las especies utilizando el volumen y el área como medidas ecológicamente relevantes. Estas medidas se relacionan con los efectos causados por la dilución del alimento tras la ingesta de microplásticos, y la translocación de microplásticos, respectivamente. El HC5 –la concentración de microplásticos que afectaría al 5 % de las especies bentónicas, considerada un umbral a partir del cual podría haber un impacto severo sobre el ecosistema– se comparó con las concentraciones de microplásticos cuantificadas en ecosistemas bentónicos globales.

El límite inferior del intervalo de confianza del HC5 obtenido en ambas distribuciones es excedido por un 32 % y un 17 % de los ecosistemas bentónicos en los que se cuantificó la concentración de microplásticos, respectivamente. Esto significa que las comunidades bentónicas de agua dulce podrían estar en riesgo en un gran número de ecosistemas a escala global.