Los embalses madrileños comenzaron el año hidrológico 7,7 puntos por debajo de la media

Los embalses comenzaron el año batiendo récords históricos, pero desde abril están por debajo de los valores medios. En el año hidrológico 2018-2019, el consumo de agua de los madrileños aumentó un 3,1 % respecto al anterior. Canal gestiona 13 embalses para el abastecimiento de más de 6 M de madrileños, que valoran su servicio con un 8,53.

Embalse de Puentes Viejas

Las reservas de agua de la Comunidad de Madrid han iniciado el nuevo año hidrológico con valores un 7,7 % inferiores a la media registrada en los últimos 30 años. Los embalses se encuentran actualmente al 51 % de su capacidad máxima, un volumen casi 25 puntos por debajo del registrado en las mismas fechas de hace un año. Aunque los valores se sitúen por debajo de la media, la situación continúa siendo de normalidad, pero desde la empresa pública se insiste en la importancia de realizar un consumo eficiente y respetuoso del recurso.

Así, los embalses de Canal de Isabel II cerraron el pasado año hidrológico al 52,7 % de su capacidad, con 497,6 hm3 almacenados, y el dato es el más bajo desde el año 2012. Estos valores, que están por debajo de la media para el 1 de octubre (que se sitúa en el 60,4 % de la capacidad máxima) ponen fin a un año marcado por las escasas precipitaciones y aportaciones, y por una evolución en las reservas que ha pasado de marcar máximos históricos desde el inicio del año hasta principios de diciembre a estar por debajo de la media desde principios de abril.

Las aportaciones de los ríos al sistema de abastecimiento de la Comunidad de Madrid durante el año hidrológico 2018-2019 han sido de 322 hm3: este dato está muy alejado de los 713 registrados en el anterior año hidrológico y de los 761 de la media. En la serie histórica registrada por Canal de Isabel II, desde 1913, solo hay 9 años con menos aportaciones que el que acaba de finalizar. Destaca, frente al anterior año hidrológico, el dato registrado en marzo: mientras que en dicho mes de 2018 recogimos en los embalses casi 260 hm3, el doble de la media para ese mes (121,4 hm3), las aportaciones del mismo mes de 2019 fueron de solo 30,1 hm3.

En cuanto al consumo de agua en la región en este año hidrológico, ha sido un 3,1 % superior al del periodo precedente: el año comenzó con consumos por debajo de los registrados un año antes, pero entre enero y julio los valores mensuales con creces a los del año anterior. Este aumento en el consumo se debió a que los mismos meses del anterior año hidrológico fueron notablemente más lluviosos, y las lluvias provocan una disminución en el consumo de agua en la región. Así, marzo de 2019 registró un consumo un 18 % más elevado que el de un año atrás, pero, por el contrario, en septiembre, el último mes del año hidrológico, los madrileños consumieron un 6 % menos de agua que en 2018. En total, en todo el año hidrológico los madrileños consumieron 500,8 hm3 de agua.

13 embalses, más 300 depósitos y 17.500 km de redes

En la Comunidad de Madrid, para prestar el servicio de abastecimiento de agua potable a más de 6 M de personas, Canal cuenta con 2.800 empleados que gestionan, entre otras instalaciones, 13 embalses con una capacidad total de almacenamiento de 943,55 hm3 de agua; 78 captaciones de aguas subterráneas; 14 estaciones de tratamiento de agua potable; 17.601 km de red de aducción y distribución; 131 estaciones de bombeo de agua potable y más de 300 depósitos reguladores.

El plan estratégico: Apuesta por la garantía del abastecimiento

Precisamente, el uso eficiente y responsable del agua en la Comunidad de Madrid forma parte de la línea 1 de del Plan Estratégico de Canal de Isabel II hasta 2030, dedicada a la garantía del abastecimiento.

Esta línea, titulada “Asegurar la garantía de suministro”, permitirá a Canal mantener el nivel de garantía actual en los escenarios de cambio climático, incluso con aumentos de población sostenidos. Su plan estrella es el Plan -25, que apuesta por reducir un 25 % el volumen de agua derivada para consumo por habitante en el año 2030.

Las acciones de concienciación ciudadana y unas tarifas progresivas han permitido a Canal, con un precio del agua inferior en un 23 % a la media española, reducir el consumo per cápita en casi un 30 % desde la última sequía de 2005. En este sentido, la empresa recuerda que pequeños gestos de ahorro cotidianos son de gran utilidad como cerrar el grifo durante el lavado de dientes, ducharse en lugar de bañarse o usar lavadora y lavavajillas a carga completa.