Los sistemas colectivos de reciclaje de residuos electrónicos gestionaron 262.000t en 2017, un 17% más que en 2016

Los sistemas colectivos de recogida y reciclaje de residuos electrónicos gestionaron 262.000 toneladas de este tipo de residuos durante 2017, lo que representa un 17% más que en 2016. Con estas cifras, y según José Pérez, consejero delegado de Recyclia, estos sistemas están llamados a convertirse en uno de los agentes cualificados de la denominada economía circular, según ha manifestado durante su intervención en el ‘II Congreso Nacional de Reciclaje de Residuos Electrónicos (RAEE)’, que ha comenzado hoy en Valencia.

Pérez ha defendido la contribución de los sistemas colectivos a este nuevo modelo productivo, “tras los problemas que hemos tenido que afrontar, durante los últimos 14 años, por la percepción distorsionada de algunas entidades hacia nuestra labor como pieza nuclear de coordinación de productores de aparatos, gestores de residuos, administraciones y ciudadanía”.

FCC Aqualia central, Inodoro

Para aprovechar este potencial, Pérez ha demandado la colaboración de la nueva administración para modificar la normativa que regula la gestión de residuos electrónicos en nuestro país, “dada su difícil aplicación, por intervencionista, regular el sector en exceso y reducir la labor de los sistemas colectivos a meros financiadores del reciclaje de los residuos electrónicos”.

En concreto, el año pasado, los sistemas colectivos que operan en nuestro país recogieron 242.459 toneladas de residuos electrónicos domésticos y 20.022 profesionales, cuyo reciclaje permitió evitar la emisión de las toneladas de CO2 correspondientes a 107.871 coches circulando durante un año. Según los sistemas colectivos, actualmente se recupera entre el 85 y el 90 por ciento de los materiales contenidos en estos residuos electrónicos.

En la misma línea que Pérez se ha manifestado Javier Cachón, director general de Biodiversidad y Calidad Ambiental del Ministerio para la Transición Ecológica, que ha defendido la implicación de los productores de aparatos electrónicos -y por extensión de los sistemas colectivos que los representan- en la economía circular, mediante la inversión en ecodiseño, puesta en el mercado de piezas de recambio y favorecer la preparación para la reutilización.

Asimismo, Cachón ha señalado que “solo garantizando la trazabilidad de los residuos desde su recogida hasta su reciclaje será posible desterrar la imagen de los países africanos inundados de residuos electrónicos exportados de forma descontrolada por los países europeos, incluido el nuestro”. A este respecto, ha anunciado la puesta en marcha, próximamente, de la plataforma electrónica que permitirá contabilizar y garantizar la trazabilidad de los diferentes flujos de residuos electrónicos existentes.

Según Pérez, “la próxima publicación para consulta pública de la orden ministerial que implantará la nueva plataforma es una excelente noticia para el sector del reciclaje electrónico. La normativa ha optado por un modelo abierto en el que los sistemas no tenemos el control de todos los flujos y para que este sea viable es fundamental garantizar su trazabilidad”.

Recyclia promueve -a través de sus fundaciones medioambientales Ecoasimelec, Ecofimática y Ecolum-, el ‘II Congreso Nacional de Reciclaje de RAEE’, que finalizará mañana y cuenta, además, con la colaboración de Ambilamp, Ecolec, Eco-Raee’s, Ecotic y ERP.

Calculan por primera vez la Huella de Carbono y la compensa mediante un Proyecto de Absorción de CO2

Se trata de la primera vez que se calcula este impacto ambiental en un acto de estas características en la Comunitat Valenciana, y se compensa mediante un Proyecto de Absorción en el que se retirará Dióxido de Carbono de la atmósfera a través de la reforestación de una zona incendiada del territorio valenciano, con especies autóctonas del ecosistema mediterráneo. Esta captación de CO2 contribuirá a reducir la concentración de los gases de efecto invernadero a la atmósfera y, por lo tanto, a mitigar el Cambio Climático.

Por su parte, el president de la Generalitat Valenciana ha afirmado que la Generalitat está comprometida con los Objetivos de Desarrollo Sostenible. “Es nuestra responsabilidad no relajarse en el combate contra el Cambio Climático a través de la Economía Circular”, ha señalado.

Al respecto Javier Cachón de Mesa ha  hecho hincapié en que la Economía “será Circular o no será, ya que harían falta tres veces los recursos de los que dispone la tierra para continuar con el modelo económico lineal actual”.

Cerca de 300 personas asisten al II Congreso Nacional de RAEE

Cerca de 300 personas han asistido al II Congreso Nacional de Gestión de Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (RAEE), celebrado con éxito entre ayer y hoy en el Palau de les Arts de València. Alrededor de 50 ponentes han participado a lo largo de las dos jornadas en diversas mesas redondas y presentaciones de proyectos novedosos sobre la gestión de los RAEE.

El director general de Cambio Climático y Calidad Ambiental de la Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural, Joan Piquer, clausuró el Congreso y  ha anunciado la creación de un nuevo Servicio de Prevención en la Generación de Residuos, Reutilización y Economía Circular. “Con ello pretendemos apoyar este sector generador de actividad económica y riqueza, así como velar por la mejora y dinamización de la Industria en la Comunitat Valenciana, en la que se gestionan más de 24.300 toneladas anuales de RAEE”,  afirmó Piquer.

Desarrollo Sostenible

En la jornada del día 5 tuvieron lugar dos interesantes presentaciones sobre las Experiencias Prácticas de la Economía Circular y Comunicación y tres mesas redondas donde se ha seguido abordando el importante papel de los SCRAP en la gestión de los RAEE, la normativa acerca del transporte y traslado de este tipo de residuos, así como las oportunidades de mejora del sector.

Además, es de destacar que una de las novedades de este año ha sido el desarrollo sostenible del evento, ya que se han introducido, durante los dos días de duración del Congreso, criterios y buenas prácticas en materia de sostenibilidad, lo que ha permitido reducir el impacto ambiental del acto en cuestión.