Los vertederos emiten 19 veces más CO2 que las plantas de valorización energética

La valorización energética de residuos reduce las emisiones de gases de efecto invernadero, según el Informe del Centro Internacional de Tecnología Ambiental de ONU Medio Ambiente. La actividad de las plantas de Aeversu contribuye a la mitigación del cambio climático. En las regiones más avanzadas del mundo ya se tratan con esta tecnología entre el 25% y el 30% de los residuos. Aeversu respalda la línea científica que alerta de la existencia de una grave crisis climática. Algunas pruebas del Informe de la ONU han demostrado que el aire emitido por chimeneas de conversión de desechos en energía puede ser incluso más limpio que el aire que ingresa.

Con motivo de la huelga climática mundial convocada para este viernes, 27 de septiembre, Aeversu, Asociación de Empresas de Valorización Energética de Residuos Urbanos, sitúa a la valorización energética (VE o WtE) como uno de los factores importantes en la lucha por mitigar el cambio climático.

Además, la VE es preferible frente al vertido en todos los sentidos, ya que los vertederos emiten 19 veces más CO2 que las plantas de valorización energética, como recoge un estudio oficial del Ministerio de Medio Ambiente de Alemania.

FCC Aqualia central, Inodoro

Aeversu apoya a los científicos internacionales que llevan años alertando de la existencia de una grave crisis climática, y resalta el papel que juega la VE en la reducción de los gases de efecto invernadero (GEI), como ha publicado recientemente la sección medioambiental de la ONU.

En el Informe del Centro Internacional de Tecnología Ambiental de la ONU se describe cómo la valorización, o Waste to Energy, reduce las emisiones de gases de efecto invernadero al sustituir el deshecho en vertederos convencionales y la quema abierta de residuos. En las regiones más avanzadas del mundo ya se tratan con esta tecnología entre el 25% y el 30% de los residuos. De hecho, el estudio muestra cómo “el aire emitido por ciertas chimeneas de conversión de desechos en energía puede ser más limpio que el aire que ingresa” y señala “que los beneficios climáticos de la conversión de residuos en energía van incluso más allá de los de las energías renovables”.

La valorización energética en el norte de Europa

En Europa hay 598 plantas, pero solo 11 se encuentran en España y Andorra. “La valorización energética tiene un gran potencial que no está siendo aprovechado en nuestro país”, explica Rafael Guinea, presidente de Aversu.  En esta línea, “España debe trabajar en sus modelos de gestión de residuos y reducir notablemente la fracción que va a vertedero”.

“Debemos incrementar la reutilización y el reciclaje; y duplicar la cota de valorización energética, para alcanzar, al menos, el 25% mínimo al que llegan nuestros vecinos del norte de Europa”, explica Aeversu, ya que precisamente, los países que más reciclan son también los que más valorizan energéticamente sus residuos.

Estos países han sustituido sus vertederos por plantas de valorización energética, que emplazan incluso en el centro de las ciudades, sin ningún tipo riesgo para la salud de los habitantes. La de Copenhague, por ejemplo, incorpora una pista de esquí en su cubierta. Además, con estas medidas han conseguido alcanzar cotas de vertido inferiores al 3%, mientras que en España se acumulan en vertedero el 54% de los residuos, con las consecuencias medio ambientales que ello acarrea.

Menos discursos, más acción 

Desde hace un año, los estudiantes de todo el mundo han salido a las calles todos los viernes para reclamar soluciones. Este viernes, más de 300 organizaciones se sumarán a la convocatoria. Piden menos discursos y más acción para detener el calentamiento global.

La grave situación que atraviesa nuestro planeta requiere un urgente cambio de modelo de gestión de residuos que priorice, frente al vertido, la reducción, la reutilización y el reciclaje e incluya opciones de recuperación térmica mediante valorización energética. Para lograr una gestión integrada y sostenible de los residuos es necesaria la integración de las tecnologías más avanzadas, presentes en las plantas de WtE, así como la implementación de acciones de gobierno en el contexto local.