Si se utiliza, por ejemplo, aluminio recuperado, es decir, aluminio reciclado, para la producción de nuevos productos, los fabricantes de aluminio demandan una alta pureza constante de la materia prima secundaria. Este es uno de los retos que solventa la tecnología de separación. Con la nueva generación de máquinas «EVO 5.0», STEINERT asegura además una garantía de cuatro años para la fuente de radiación y los sensores de rayos X. Las clientas y los clientes se benefician además de otras actualizaciones de software y hardware

La separación por densidades en seco mediante transmisión de rayos X está probada y se utiliza en todo el mundo en cientos de empresas de reciclaje de metales. Solo en el tratamiento del material de alto rendimiento aluminio, el sistema de separación sirve para separar entre sí metales pesados, compuestos de aluminio, magnesio libre y contenidos de aluminio laminado y aluminio fundido. Los perfeccionamientos de STEINERT ofrecen ahora ventajas concretas en la separación.

La generación EVO 5.0 con nuevas funciones

Con el Multilayer Data Evaluation (MDE) el sistema de separación puede obtener todavía más criterios diferenciadores mediante la detección de objetos de alta resolución y mediante una clasificación paralela para la detección. De este modo, se simplifican tareas de separación especialmente complejas como la detección de magnesio. La monitorización de rayos X automática y la calibración (AXM) de los sensores de rayos X contribuyen a una elevada calidad constante de detección y separación. Pero también se ha mejorado el hardware. La distancia entre válvulas de alta resolución de 6,25 mm (HR valve pitch) permite una separación todavía más eficiente de material fino de hasta 5 mm. El área de escaneado de rayos X se limpia automáticamente en la nueva generación. Esto reduce considerablemente el esfuerzo de limpieza manual y mantiene la calidad de detección continuamente elevada. La garantía de cuatro años en la fuente de radiación y los sensores ofrece seguridad de funcionamiento y mantiene los costes de funcionamiento bajos.

El E-book que puede descargarse sirve de guía para las opciones de separación

Para una primera vista general sobre las posibilidades de la separación de chatarra de aluminio y otros materiales, a partir de ahora mismo se dispone de una denominada Solution Guide en formato de e-book (descarga: https://steinertglobal.com/es/reciclaje-de-metales/reciclaje-de-aluminio/). Aunque la chatarra de aluminio procede de perfiles y chapas, escorias de incineración, fragmentadoras o de flotaciones por medios densos (DMS, en sus siglas en inglés), los principales pasos de proceso en la separación son similares: recuperar metales no férricos y refinar los metales obtenidos, es decir, fabricar clases de metales puras. Ya sea para entidades explotadoras de plantas fragmentadoras de aluminio, plantas para la fundición secundaria o empresas de tratamiento de escorias de incineración, el e-book ofrece información tanto sobre la pieza central de las instalaciones —la STEINERT XSS T EVO 5.0— como sobre la tecnología de imanes previa y la tecnología de fluorescencia posterior. Con esta última surgen fracciones de metales pesados puras como cobre, latón o zinc.

Puesto que cada vez más el aluminio está sustituyendo a materiales reciclables clásicos, como el acero, y es 100 % apto para reciclaje, este metal tiene un futuro muy prometedor. Asimismo, el uso de aluminio secundario, también denominado «aluminio verde», ahorra en la fabricación hasta un 90 % de energía frente a la materia primaria. La tecnología clave de STEINERT para el ahorro de energía es, por tanto, una inversión en un futuro mejor.