Microsoft se asocia con Recycleye para automatizar la industria del reciclaje

Dado que España no logró alcanzar una tasa de reciclaje del 50 por ciento en 2020, ¿cómo podemos garantizar que el país logre el objetivo de reciclaje de la Unión Europea del 55% para 2025? Microsoft se ha asociado con la empresa emergente de gestión inteligente de residuos, Recycleye, a través del programa AI for Good, para acelerar la clasificación automatizada de residuos en la industria del reciclaje.

El CEO y cofundador de Recycleye, Victor Dewulf, anteriormente banquero de Goldman Sachs, comenzó una misión en 2019 para eliminar los trabajos manuales aburridos y peligrosos de la industria del reciclaje. Desde entonces, la empresa se ha convertido en un equipo de 14 ingenieros de investigación de clase mundial que han desarrollado un sistema avanzado de visión por computadora que detecta y clasifica todos los artículos ​​por material, objeto e incluso marca. Respaldando la precisión de alto nivel de su sistema está la propia biblioteca de imágenes de residuos de Recycleye, el conjunto de datos de imágenes de residuos más grande del mundo, con más de 2 millones de imágenes preparadas.

Amali de Alwis, Managing Director de Microsoft en el Reino Unido, comentó: “Vimos el potencial del sistema de visión de Recycleye, que aprovecha el aprendizaje profundo y los avances en inteligencia artificial, y su ambición de construir el sistema operativo para la industria de gestión de residuos, la clave para acelerar la transición mundial hacia una economía circular. Apoyamos su objetivo de permitir una verdadera mercantilización de residuos para la industria de la gestión de residuos y esperamos continuar nuestra asociación estratégica y tecnológica con Recycleye a medida que crecen”.

La reputación de Microsoft como el mejor constructor de sistemas operativos del mundo, ha proporcionado a Recycleye las capacidades tecnológicas y estratégicas para crecer con éxito desde la investigación y el desarrollo hasta la comercialización. La empresa ya ha asegurado pilotos pagados a dos de las tres principales empresas de gestión de residuos del Reino Unido. Habiendo abierto una oficina en París a principios de este año, Recycleye también ha implementado múltiples sistemas de visión en el mercado francés. Los sistemas instalados han superado con éxito el rendimiento humano, permitiendo a sus clientes optimizar su rendimiento y, por primera vez, examinar sus operaciones estratégicas utilizando datos en vivo de sus flujos de residuos.

En una implementación, el sistema de visión de Recycleye es capaz de distinguir los flujos de residuos salientes entre plástico HDPE apto para uso alimentario y plástico HDPE no apto para uso alimentario. El uso de la visión por computadora para hacer esta distinción permite a las instalaciones proporcionar pacas de mayor valor y, posteriormente, aprovechar estos datos para cobrar a sus clientes en función de la composición individual de cada tonelada. Esta detección permite a los MRF capturar un mayor valor de sus flujos de residuos salientes.

Recycleye también ha desarrollado un reciclador robótico asequible, diseñado para reducir aún más los riesgos del proceso de automatización. El sistema de recogida inteligente de la empresa, que funciona con Recycleye Vision, se adapta a los cambios en la composición de los residuos sin necesidad de modificaciones. El recolector robótico de bajo costo se instalará en las instalaciones de reciclaje a finales de este año.

Wayne Hubbard, CEO de London Waste and Recycling Board, dice: “Esta tecnología podría cambiar las reglas del juego, no solo para la industria del reciclaje, sino también para la fabricación y la innovación en este país. En LWARB estamos entusiasmados de poder invertir en Recycleye a través del Greater London Investment Fund y observaremos con interés la expansión del sistema en los próximos años «.

El núcleo de la misión de Recycleye es crear cadenas de eliminación de residuos que sean tan eficientes como las cadenas de suministro actuales, aportando transparencia, trazabilidad y responsabilidad a la industria de la gestión de residuos.