Monitorización del agua potable en Bélgica desde el origen hasta el grifo

En Bélgica, el pipe::scan y la micro::station sirven para monitorizar la red de distribución del agua potable. Se miden hasta 10 parámetros de manera simultanea y, además el software de detección de eventos de s::can garantiza la seguridad del agua en todo momento.

FARYS|TMVW es una empresa distribuidora de agua potable de Bélgica que suministra agua a la zona litoral, la cual, es producida en el centro del país. El agua es transportada en grandes tuberías a lo largo de más de 100km.

Para asegurar una calidad óptima del agua, FARYS|TMVW decidió instalar sensores para medir la calidad del agua en continuo. Necesitaban sensores que pudieran medir un amplio rango de parámetros relevantes para la calidad del agua y complementarios a los medidos habitualmente usados según legislación. El mantenimiento debía ser el mínimo y, en sitios donde hubiera poco espacio, se necesitaba una instalación directa sobre la tubería.

El pipe::scan y la micro::station de s::can son las soluciones idóneas ya que miden múltiples parámetros simultáneamente y requieren de muy poco mantenimiento. El pipe::scan se instala directamente en la tubería y la micro::station, en by-pass, al lado de una línea de muestreo convencional. El hecho de que el pipe::scan pueda incluir varios sensores, es la alternativa perfecta a la micro::station en aplicaciones en tubería.

Una de las características más ventajosas de los productos s::can es el sistema de detección de eventos, que obtiene el máximo provecho de los datos y aprende a reconocer cómo cambia la calidad del agua de forma dinámica a lo largo del tiempo. Cuando hay un evento fuera de lo normal, se envía una alarma al sistema SCADA para alertar a los operarios.

La figura 1 muestra el efecto de las operaciones de mantenimiento sobre la calidad del agua potable: se llenó un depósito con agua de una planta de producción diferente a la habitual. Teniendo el agua de esta planta una conductividad mayor (alrededor de 850 µS/cm) que el agua producida en la ETAP que normalmente llena el depósito (sobre 450-500 µS/cm). El cambio se produjo a la 1:00h de la madrugada del 21/12 y la alteración en la conductividad es visible en el gráfico donde se ve la medición realizada por el condu::lyser de s::can.

Los cambios ocurridos en la calidad del agua descritos en la figura 1 fueron registrados por el software ana::tool de s::can realizando un patrón de alarma 3 horas y 30 minutos después del evento. Las alarmas patrón están conectadas al sistema SCADA para avisar a los ingenieros de los cambios en la calidad del agua. Durante este período la calidad del agua cumplió con la legislación local y Europea en todo momento.

Además, las mediciones simultáneas y en continuo del UV254, COT, COD y cloro libre son útiles para controlar la dosificación de cloro y para mitigar la formación de desinfectantes derivados. En combinación con la monitorización microbiológica en continuo de FARYS|TMVW, los datos de s::can ofrecen información muy útil sobre el comportamiento de la calidad del agua potable durante la distribución.