Nestlé y la Generalitat Valenciana colaboran en la recuperación y reciclaje de envases de plástico de pequeño tamaño

Nestlé y la Generalitat Valenciana colaboran en la recuperación y reciclaje de envases de plástico de pequeño tamaño

Para ello, Nestlé se encargará de implementar un robot con inteligencia artificial para realizar un piloto en la planta de selección y clasificación de residuos de envases ligeros de Picassent.

Fomentar la economía circular a través del reciclaje es uno de los principales compromisos de Nestlé. Para ello, la compañía de alimentación, fruto del convenio de colaboración firmado con la Generalitat Valenciana, va a desarrollar un proyecto piloto para la recuperación y reciclaje de material plástico de pequeño tamaño en la ciudad de Valencia.

Mediante este acuerdo, Nestlé se encargará de implementar en los próximos meses una solución tecnológica en la planta de selección y clasificación de residuos de envases ligeros de VAERSA en Picassent (Valencia).

En concreto, se instalará un robot con inteligencia artificial en la línea de rechazo de material fino de la planta con la voluntad de capturar y extraer del flujo de residuos aquellos materiales plásticos de pequeño tamaño que se puedan aprovechar, para su posterior reciclado.

Este piloto pretende probar soluciones para que se reciclen elementos como cápsulas, tapones o tapas de yogures.

Economía circular

Para Nestlé, esta iniciativa responde a la labor que lleva desarrollando la empresa desde hace años. Según ha señalado Silvia Escudé, directora de Cafés de Nestlé España, “con este proyecto piloto, que previsiblemente estará operativo a principios de 2023, Nescafé Dolce Gusto promueve una mejora de la gestión sostenible de residuos, a la vez que impulsa actitudes responsables y buenas prácticas de los consumidores hacia el medio ambiente, fomentando la economía circular”.

De esta manera, el material recuperado se enviará a empresas recicladoras para su procesamiento. El objetivo es obtener una granza que se pueda emplear tanto comomateria prima de segunda generación para la elaboración de nuevos objetos, como para obtener nuevos plásticos reciclados demandados por el mercado.

Colaboración público-privada

Este convenio, además, se suma al alcanzado el pasado mes de abril con el Ayuntamiento de Valencia para potenciar la recogida de este tipo de materiales.

Mediante dicho acuerdo, el consistorio valenciano gestionará también la incorporación en su sistema de recogida de aquellos productos y materiales plásticos de pequeño tamaño que irán al contenedor amarillo, con el objetivo de incrementar su tasa de reciclaje.

De esta manera, y gracias a esta colaboración público-privada entre Nestlé, la Generalitat Valenciana y el Ayuntamiento, la ciudad de Valencia apuesta por optimizar la recuperación y reciclaje de los envases de plástico de pequeño tamaño.