Nueva planta de tratamiento mecánico-biológico del Área de gestión de residuos de Milà (Menorca)

El Área de Gestión de Residuos de Milà cuenta ya con la nueva planta de tratamiento mecánico-biológico para la gestión y la valorización de residuos, que fue inaugurada a primeros de abril después de finalizar las obras de mejora llevadas a cabo por la UTE Es Milà, concesionaria formada por PreZero España y Adalmo, y por diversas empresas locales.

La nueva planta de tratamiento del Consorcio de Residuos y Energía de Menorca permitirá gestionar los residuos generados en Menorca, tanto en temporada baja como temporada alta. La finalización del proyecto de mejora de la planta, iniciado en enero de 2019 y que ha supuesto la inversión de más de 20 M€ (IVA incluido), permitirá optimizar el tratamiento específico de la materia orgánica y perfeccionar la separación de los distintos materiales presentes en las cinco fracciones de residuos para su reciclaje posterior, de forma que se minimicen las cantidades de desecho que se destinen al vertedero.

La planta de tratamiento mecánico-biológico permite procesar 50.000 toneladas anuales de fracción resto (35 toneladas por hora), de las que se consigue recuperar más del 70% del material para su reciclaje o valorización. En cuanto a la fracción de envases ligeros, la planta procesa más de 4.000 toneladas anuales, logrando recuperar el 90% de este residuo para su posterior reciclaje.

El diseño de la instalación prevé, por tanto, unos rendimientos que reduzcan al 30% el rechazo destinado al vertedero en el caso de la fracción resto (residuos mezclados), y al 10% en el caso de tratar envases ligeros.

A pesar de los datos previstos, durante el primer año de funcionamiento (2021) se ha logrado mejorar el rendimiento respecto a los parámetros de diseño, de forma que sólo ha ido al vertedero aproximadamente un 26% del residuo que ha entrado en planta, en vez del 30% inicialmente calculado.

Estas instalaciones están formadas por la zona de recepción y alimentación, una zona de separación según tamaño, densidad, color y composición; el área de estabilización y afinado de la materia orgánica y la de prensado para la generación de balas de las diferentes tipologías de residuos recuperados para enviar a valorización.

El resultado final es la valorización y/o preparación para el reciclaje de diferentes tipos de residuos, como son bioestabilizado, compuesto, plástico natural, plástico color, PET, film, plástico mezcla, envases metálicos, aluminio, tetrabriks, cristal, papel y cartón.

Además, otro de los rasgos distintivos de la nueva planta es que se contempla la posible recuperación de parte del desecho como combustible sólido recuperado de los residuos (CSR), que incidiría en la reducción del porcentaje de desecho destinado al vertedero.

Introducción

Menorca, declarada Reserva de Biosfera en 1993, celebró el pasado 6 de abril la inauguración de su nueva planta de tratamiento mecánico-biológico, situada en el Àrea de Gestió de Residus de Milà, complejo de la isla donde se recepcionan los residuos domésticos, comerciales y algunos de los industriales generados en la isla.

Esta planta viene a dar relevo a unas instalaciones de más de 25 años, con una construcción que duplica la superficie de tratamiento e incorpora maquinaria y tecnología, cumpliendo con las mejores técnicas disponibles, para mejorar el tratamiento de los residuos y minimizar el rechazo que finaliza en vertedero.

Las nuevas instalaciones son pieza clave para conseguir alcanzar los objetivos de valorización y reducción de la eliminación, recogidos en el Plan Director Sectorial de Prevención y Gestión de Residuos No Peligrosos de Menorca (2020-2026), el cual marca hitos temporales en línea con los establecidos en la Ley 8/2019 de Residuos y Suelos Contaminados de las Illes Balears, de manera que define claramente la senda a seguir para la gestión de residuos de Menorca.

El Consorci de Residus i Energia de Menorca, entidad formada por los ocho Ajuntaments de la isla, junto con el Consell Insular de Menorca, es la titular de estas instalaciones, las cuales son operadas por la UTE es Milà (Prezero – Adalmo), mediante un servicio público en modalidad de concesión administrativa durante 25 años.

En el marco de este contrato e iniciadas el mes de enero de 2019, se han ejecutado estas obras de mejora de la planta de tratamiento mecánico-biològico, dirigidas por la UTE E.ARQ y Lurgintza. Estas obras han supuesto la demolición casi total de las instalaciones existentes y la implantación de una línea mixta para el tratamiento independiente de la fracción de envases ligeros y de la fracción resto (residuos mezclados), a fin de permitir la valorización de más del 70% de residuos, y reducir al mínimo la fracción que acaba depositada en el vertedero, alargando así su vida útil.

A finales de agosto de 2020 se iniciaron las pruebas de funcionamiento de la planta de tratamiento de residuos, con el fin de ajustar las instalaciones para lograr los objetivos de rendimiento establecidos. Restaban pendientes de ejecutar las llamadas naves 6 y 9, vinculadas a la recepción y compostaje de la materia orgánica, que han sido objeto de una modificación de proyecto para conseguir una rehabilitación integral de las mencionadas naves. A día de hoy estas obras han finalizado.

El presupuesto global de las obras es de 16.674.284,32 € (sin IVA) / 20.175.884,03 € (con IVA), inversión contemplada en la concesión del Área de Gestión de Residuos de Milà.

La nueva planta consiste en una planta automatizada tipo mixta que permite el tratamiento de las fracciones resto (FR) y envases ligeros (EELL) en la misma línea, pero con turnos diferenciados en el tiempo. Los procesos mecánicos para obtener los materiales valorizables son muy similares para ambos tipos de residuos, difiriendo únicamente en determinados puntos, condicionados básicamente por las características de los materiales recuperables a obtener.

La planta está diseñada para cumplir con los siguientes parámetros:

– Entradas: 50.000 t/año FR y 4.000 t/año EELL

– Régimen: 35 t/h FR y 4 t/h EELL

– Tiempo de operación total: 1.681 h/a FR y 1.324 h/a EELL

– Disponibilidad equipos (85%): 1.429 h/a FR y 1.125 h/a EELL

– Subproductos recuperados: 7% FR y 75% EELL

– Bioestabilitzat y/o compostaje: 45% FR y 100% FORM

– Combustible sólido recuperado: 17,33% FR y 15% EELL

– Rechazo a depósito controlado: 30,67% FR y 10% EELL

A continuación pasamos a describir las etapas del proceso.

Artículo publicado en el Nº 90 Mayo – Junio 2022