MARZO -2019

Este pacto de sociedad, suscrito por el Àrea metropolitana de Barcelona (AMB), la Agencia de Residuos de Catalunya (ARC) y los 36 municipios metropolitanos, y aprobado inicialmente por el Consejo Metropolitano, establece la individualización de las recogidas comercial y doméstica en toda la AMB para el 2025, con un sistema de pago por generación. También plantea el progresivo abandono del modelo actual de infraestructuras metropolitanas, basado en los ecoparques, la incineración y los vertederos.

El pasado 26 de febrero, se formalizaba el Acuerdo metropolitano para el residuo cero. Este gran pacto a escala metropolitana entre el Àrea metropolitana de Barcelona (AMB), el Gobierno de la Generalitat de Catalunya, a través de la Agencia de Residuos de Catalunya (ARC) y los 36 ayuntamientos metropolitanos ha dado como fruto una estrategia conjunta para la gestión de los residuos municipales con un horizonte 2025.

FCC Aqualia central, Inodoro

El Acuerdo metropolitano para el residuo cero está incluido dentro del Programa metropolitano de prevención de residuos y gestión de recursos y residuos municipales 2017-2025 (PREMET25), el nuevo plan estratégico de gestión de residuos redactado por el AMB.

La redacción de este plan ha sido una de las prioridades del AMB Nen el mandato 2015-2019, para salir del estancamiento en torno al 35% de la recogida selectiva metropolitana. Este índice alcanzó su máximo histórico en 2010, con un 37,2% y ha ido disminuyendo progresivamente hasta el nivel actual del 35,5% tras un repunte en 2018.

El PREMET25 tiene como objetivo último dar cumplimiento a los mandatos de la Unión Europea: una tasa de reciclaje del 55% en 2025 y del 60% en 2030. Durante la presentación, Eloi Badia, vicepresidente de Medio Ambiente de la AMB, destacó que “el modelo actual, basado en contenedores abiertos las 24 horas del día, ha tocado techo. Desde la AMB queremos liderar un verdadero pacto de sociedad, que implique todas las administraciones, la industria, el comercio y la ciudadanía, y hacerlo desde un punto de vista municipalista “.

Nuevo paradigma de gestión de residuos

El nuevo programa determina que en 2025 toda la población, los comercios y los negocios del AMB deberán implementar un sistema de individualización de la recogida de residuos, que permita identificar a los usuarios, y vincular el tipo y la cantidad de residuos producidos a nivel individual. Los sistemas elegidos para ser implantados en los municipios metropolitanos son la recogida puerta a puerta, los contenedores inteligentes y las recogidas comerciales específicas.