Obtención de un biofertilizante a partir de efluentes de procesos agroindustriales y microalgas del suelo en fotobiorreactores

En la última de las convocatorias LIFE+2013 para España y Portugal logró financiación el proyecto “LIFE+ Integral Carbon: Desarrollo e implementación integrada de fotobiorreactores para la reducción de Gases de Efecto Invernadero (GEI) en agroindustria”, que plantea demostrar la eficiencia de los cultivos de microalgas para de forma conjunta, lograr la fijación de CO2 atmosférico y de los nutrientes vegetales presentes en efluentes residuales. El resultado final es la producción de un biofertilizante que puede contribuir a la mejora del balance de C de actividades agroindustriales como son las desarrolladas por el sector lácteo y vitivinícola.

El proyecto ha implicado la constitución de un consorcio que está coordinado por la Universidad de Burgos (UBU) y que cuenta como beneficiarios asociados: a la Universidad de Valladolid (UVA), la Fundación General de la Universidad de Valladolid (FUNGE-UVA), la empresa Kepler Ingeniería y Ecogestión, el Centro Tecnológico de Extremadura (CTAEX) y la Denominación de Origen de Vinos de Uclés (Cuenca).

Con un presupuesto global de 1.253.361 €, la contribución neta de la Unión Europea (EU) es de 602.636 €, lo que supone una cofinanciación cercana al 50% del coste global del proyecto.

El desarrollo del proyecto LIFE+Integral Carbon supone la construcción de dos módulos transportables donde se desarrollarán por un lado la digestión anaerobia de los efluentes y residuos orgánicos generados en las agroindustrias, transformándolos en biogás que posteriormente será valorizado energéticamente, y un fotobiorreactor donde el digestato del proceso anterior y el CO2 emitido se utilizarán en la síntesis de biomasa de algas, las cuales serán finalmente aplicadas al suelo como un biofertilizante.

Parte importante del proyecto es el aislamiento y cultivo de especies de algas y cianobacterias presentes de forma natural en el suelo y que presenten un potencial efecto mejorador del suelo tanto desde el punto de vista nutricional, como fitosanitario y fitoestimulador; labor en la que trabaja actualmente el grupo UBUCOMP de la Universidad de Burgos.

El conocimiento de las algas edáficas es un campo de estudio relativamente nuevo, con mucha potencialidad para la localización de nuevas especies de interés biotecnológico.

Artículo publicado en: FuturENVIRO Marzo 2015