Periferia y lógica descentralizada en los sistemas de control de instalaciones de saneamiento y abastecimiento

Periferia y lógica descentralizada en los sistemas de control de instalaciones de saneamiento y abastecimiento

La empresa metropolitana de abastecimiento y saneamiento de aguas de Sevilla, EMASESA ha implementado en los sistemas de control de sus instalaciones un modelo de periferia y lógica descentralizada de Rockwell Automation que le permite gestionar sus infraestructuras de forma más eficaz y flexible mediante modos alternativos de funcionamiento en caso de averías o fallos parciales. La apuesta por esta tecnología ofrece una serie de ventajas importantes en varios aspectos: simplifica la ingeniería reduciendo los costes, permite la estandarización y el uso de programas propios, facilita el diagnóstico de averías, requiere una menor supervisión por parte del equipo de automatización y consigue una reducción de los tiempos de puesta en marcha.
La apuesta por la periferia y lógica descentralizada de Rockwell Automation ha tenido para la organización una serie de ventajas importantes en varios aspectos. En el ámbito del diseño simplifica la ingeniería, permite la estandarización y reduce los costes. En cuanto a la ejecución y puesta en marcha, la periferia descentralizada ofrece trabajo con tensiones seguras (24 V), facilita el diagnóstico de averías y precisa un menor número de elementos y cableado, lo que representa casi un 40% en disminución de espacio.

Además, permite la estandarización y el control de los programas desarrollados por nosotros mismos; así como requiere una menor supervisión por parte del equipo de automatización y una reducción de los tiempos de puesta en marcha. Los beneficios de esta implementación también se notan a la hora de realizar el mantenimiento de las instalaciones, puesto que, en primer lugar, facilita el diagnóstico a distancia de las averías; y además, al tratarse de un sistema flexible, permite la incorporación al armario de control de nuevas señales de forma fácil desde los armarios CCM y servicios auxiliares.

En definitiva, se trata de una tecnología robusta, que permanece en el tiempo y evoluciona con mejoras sustanciales, y sobre la cual ya se han formado y conocen su funcionamiento los técnicos de mantenimiento de las instalaciones de EMASESA.

Artículo publicado en: FuturENVIRO Septiembre 2014