Cayo Santa María, Cuba

Este 19 de septiembre, 123 países se dan cita con un objetivo común: limpiar las costas y playas contaminadas del mundo. El tercer sábado de septiembre de cada año, cientos de miles de voluntarios de todas partes del mundo se suman al Día Internacional de la Limpieza de Playas, que celebra desde hace 29 años la organización estadounidense Ocean Conservancy. De acuerdo a su informe anual, 561 mil voluntarios se reunieronen 2014 para recoger más de 7000 toneladas de residuos en las playas, ríos, lagos y otras vías fluviales de unos 91 países.

Las cifras de participación de 2014 son record para la organización, que ya puede presumir de organizar uno de los eventos de voluntariado más grandes del mundo. El ranking de países con mayor cantidad de voluntarios lo lideraron Estados Unidos, Filipinas y Canadá, que entre los tres suman más de 350 mil personas. Les siguen Hong Kong, Perú y Ecuador con 24.896, 18.901 y 16.573 voluntarios respectivamente. A nivel nacional, la jornada la organizan y financian ONGs, empresas privadas u organismos públicos. En Ecuador, por ejemplo, es el Ministerio del Ambiente el que coordina la iniciativa desde hace 5 años donde se le conoce como Playatón. Solo en su última edición, se limpiaron más de 120 playas en este país que, a pesar de su tamaño, figura año tras año entre los 10 países que más voluntarios reúne.

Aparte de mantener las playas limpias, el Día Internacional de la Limpieza de Playa busca concienciar a la gente de la creciente crisis que viven los océanos y del peligrode los residuos para el hábitat marino y la salud humana. Entre los objetos más recolectados se incluyen colillas de cigarrillos, envoltorios de comida, fundas plásticas y botellas de plástico y vidrio. Entre los hallazgos más curiosos recogidos en cada edición figuran desde partes de coches y carretillas hasta una chimenea o una podadora.