La planta de biomasa de Curtis-Teixeiro, es uno de los proyectos de energía renovable más importantes de Europa, en el que Greenalia ha realizado una inversión de 135 M€. La UTE formada por Acciona Industrial e Imasa Ingeniería y Proyectos está llevando a cabo la construcción de la planta bajo un contrato EPC, así mismo será responsable de la operación y mantenimiento de la misma durante 15 años. La planta de biomasa de Curtis Teixeiro se levanta sobre una parcela de 103.000 m2 y tendrá una potencia de 50 MW en plena actividad, energía suficiente para abastecer a una población de más de 250.000 habitantes. Una vez finalizada, se convertirá en la mayor planta de biomasa forestal de la Península Ibérica y del Sur de Europa que utilice restos de poda y residuos de madera de eucalipto y la primera en innovación tecnológica.

Su puesta en funcionamiento permitirá generar 324 GWh y tendrá capacidad para tratar 500.000 t de restos de corta forestal al año. Estos residuos serán suministrados por la filial del grupo Greenalia Forest que los recogerá en bosques certificados por los sistemas FSC o PEFC situados en un radio de 100 km alrededor de las instalaciones.

FCC Aqualia central, Inodoro

La planta incorpora las últimas novedades tecnológicas aplicadas a infraestructuras de biomasa para generación eléctrica, cumpliendo con la más restrictiva normativa europea. Se trata de unas instalaciones altamente eficientes en cuanto a generación y con un nivel reducido de emisiones de CO2 a la atmósfera. Es una planta de refrigeración seca, lo que supone que apenas consume agua y no producen vertidos. Se prevé que los trabajos estén finalizados en septiembre y que entre en funcionamiento en el primer trimestre de 2020.

DESCARGAR REPORTAJE COMPLETO

FuturENVIRO #62 - Residuos / Waste