PLANTA DE GAS RENOVABLE PARA USO VEHICULAR EN ESPAÑA

Bright Biomethane ha construido un proyecto demostrativo de producción de gas renovable en el municipio de Vila-Sana, provincia de Lleida. La planta procesa 214 Nm3/hr de biogás proveniente de una planta de biogás agroindustrial (con un 65% aproximado de riqueza en metano) y produce 150 Nm3/hr de gas renovable, con un 95% de pureza en metano, recuperando el 99,5% de todo el metano que se introduce al sistema.

La planta de gas renovable se enmarca dentro de un proyecto de demostración de tecnologías llamado Life Methamorphosis, coordinado por Aqualia y que cuenta como socios del Consorcio a empresas como Fomento de Construcciones y Contratas (FCC), Naturgy, SEAT, Área Metropolitana de Barcelona (AMB) y el Institut Català d’Energia (ICAEN).

El prototipo se ha instalado en la planta de biogás agroindustria de Ecobiogas, propiedad de la explotación porcina Porgaporcs y situada a 35 Km de Lleida.

FCC Aqualia central, Inodoro

El biometano está llamado a convertirse en una alternativa energética de futuro, que es presente en la mayor parte de países europeos. Su inyección en la red de gas natural o su uso como combustible en distintos tipos de vehículos es ya una realidad para empresas como Bright Biomethane, que ha construido más de 50 instalaciones de este tipo en todo el mundo.

La tecnología de Bright

El sistema de enriquecimiento de biogás se puede utilizar para procesar una amplia gama de tipos de biogás derivados de la valorización de diferentes residuos y procesos:
• Depuración de aguas
• Biogás agroindustrial
• Vertederos
• Plantas de RSU

El sistema puede ser viable técnica y económicamente a diferentes escalas.

La base del proceso son membranas de alta eficiencia para la separación del metano (CH4) del dióxido de carbono (CO2). Esta tecnología puede producir un gas renovable de alto rendimiento, con una recuperación superior al 99,5%, y pérdidas inferiores al 0,5%, proceso más eficiente que otras tecnologías. Las pérdidas de metano pueden reducirse aún más (a cero) con la adición de la tecnología de licuefacción de CO2.

Dependiendo de los requisitos de red o del usuario, el gas se puede enriquecer a la concentración de metano deseada. El proceso emplea un sistema patentado de membranas de tres etapas, que minimiza las pérdidas de metano, y asegura el cumplimiento de los estándares de emisiones.

Luis Puchades Rufino
Responsable de Bright Biomethane España.

Publicado en: FuturENVIRO Nº 60 Mayo 2019