Planta de tratamiento de agua y aguas residuales altamente eficiente

La empresa municipal  SAMAE, que se encarga de proporcionar agua potable y depurar aguas residuales para la ciudad de Jaraguá do Sul (Brasil), se considera una referencia en el sector de agua. Con una de las tasas de cobertura más altas del país, SAMAE garantiza hoy que trata el 99.8% del agua requerida por la población. Igualmente importante, la depuración de aguas residuales se encuentra en los índices más altos. Este resultado sobresaliente se ha logrado con el diseño e instalación de equipos de alta tecnología en términos de eficiencia y confiabilidad que brindan múltiples beneficios a la comunidad.

Como afirmó Ademir Izidoro, director de SAMAE, “la inversión en equipos de eficiencia energética es una estrategia continua en la empresa en Jaraguá do Sul. Los estudios detallados se llevan a cabo de forma continua con un enfoque en acciones que ayudan a reducir los costos de energía. Estas acciones en el segmento han presentado excelentes resultados, siempre buscando reducir el consumo de energía y aumentar la eficiencia del tratamiento de aguas y aguas residuales”.

FCC Aqualia central, Inodoro

A través de una asociación con WEG, SAMAE invirtió en el reemplazo y adquisición de equipos eléctricos tales como motores eléctricos, paneles y convertidores de frecuencia, así como la instalación del WEG Motor Scan, que es un sensor lanzado recientemente para monitoreo periódico de la actuación de los motores eléctricos.

En una de las estaciones de bombeo de agua, dos motores de 150HP viejos fueron reemplazados por nuevos motores eléctricos W22 Magnet (imanes permanentes) Ultra Premium con un 97% de eficiencia en el rango de 200HP, que están accionando un conjunto de bombas que también fueron reemplazadas.

Además de eso, SAMAE acaba de inaugurar su nueva planta de tratamiento de agua, que fue completamente proyectada con enfoque en la eficiencia energética. Este paquete innovador incluye cinco motores eléctricos de 100HP con motores W22 Magnet Ultra Premium más los convertidores de frecuencia que permiten controlar el flujo de agua a través de la variación de velocidad de la bomba y consumo de agua. Todas estas estaciones de bombeo individuales fueron especialmente diseñadas y funcionan completamente integradas con la estación central.

WEG está lista para la Industria 4.0 con el Motor Scan, por ejemplo, que está instalado en motores en la estación de bombeo No.1. Con base en los datos recopilados y enviados a la nube, es posible tomar decisiones más rápidas y más precisas, principalmente en casos de mantenimiento predictivo, lo que garantiza una mayor eficiencia y vida útil del motor eléctrico. Para Jaime Chrast Junior, supervisor de electromecánica y automatización de SAMAE, “la tecnología y la innovación son marcas registradas de la empresa que siempre trabaja para ser más eficiente y sostenible“. Él confirma que a través del dispositivo de monitoreo WEG Motor Scan es posible tener acceso a la información sin la intervención humana, como las mediciones de vibración, y acentúa la importancia de monitorear los datos históricos recopilados por el sensor.

Además de ahorrar energía, aumentar la confiabilidad y la capacidad de bombeo, el paquete de innovaciones benefició a la estación de agua pública local en varios aspectos. En una de las estaciones de bombeo, el volumen de agua tratada aumentó de 60 a 80 litros por segundo. En otra estación de bombeo, debido a la eficiencia del equipo, el tiempo de operación en hora pico pasó de 15 a 6 horas por semana. La demanda total de energía eléctrica semanal se redujo de 20,496 kWh a 16,218 kWh, lo que resultó en un ahorro por litro de agua tratada de alrededor del 42%. Por otro lado, una de las bombas ha eliminado la necesidad de operar a alta velocidad y ha reducido las horas de operación de 149 a 105 horas por semana.

En la planta de tratamiento de agua, donde se reemplazaron los motores eléctricos y se instaló el sensor de monitoreo WEG Motor Scan, el ahorro alcanza los R$ 250 mil (aprox. USD 62 mil) por año. SAMAE de Jaraguá do Sul es la primera empresa de agua y aguas residuales en Brasil en instalar el WEG Motor Scan en sus equipos.