Planta De Tratamiento de Aguas Residuales para la Ciudad de Loja (Ecuador)

La planta de tratamiento de aguas residuales para la ciudad de Loja, permite atender las necesidades de la población actual y controlar de forma rotunda el problema de contaminación y vertido descontrolado que presenta el río Zamora en la actualidad, a la vez que prevé el futuro crecimiento de la planta, para permitir ampliaciones según el crecimiento poblacional que se pueda producir. La planta de tratamiento utiliza una tecnología ampliable sin grandes incrementos de consumos energéticos, dejando, en el terreno los espacios necesarios para la ubicación de los desdobles de los procesos. La planta de tratamiento construida consta de dos líneas de decantación primaria, dos líneas de filtros percoladores y dos decantadores secundarios y permite cumplir con los requerimientos de vertido a cuerpos de agua dulce establecida en la normativa ambiental. El diseño propuesto admite una posible ampliación en el número de elementos de cada operación unitaria y así cumplir con las estimaciones previstas de población y con los parámetros de calidad para el año horizonte (+25).

COMPONENTES DE LA PTAR

Línea de agua | Obra de llegada y pozo de gruesos

La planta de tratamiento de aguas residuales para la ciudad de Loja tiene una capacidad máxima de entrada de caudal a las instalaciones de 5.208 m3/h., con un caudal medio de 2.604 m3/h. en la primera fase del proyecto, para una población equivalente en el año actual, de 250.000 hab-eq.

El agua cruda llega a la PTAR mediante un colector de 1.400 mm en poliéster reforzado con fibra de vidrio (PRFV). El pozo de gruesos tiene un volumen de 79,1 m3 de volumen, al cual se ha incorporado una cuchara bivalva de 250 I. para recogida de los residuos más voluminosos. En dicho pozo se instaló una reja manual de protección del desbaste, de 100 mm de paso. El mantenimiento de la cuchara bivalva se realiza con la ayuda de un polipasto eléctrico de 1.250 kg.

Este pozo de gruesos dispone de una salida de seguridad mediante tubería de 1.400 mm conectada al by-pass general de la planta. A este pozo de gruesos llegan los vaciados de la decantación primaria y secundaria, así como los vaciados y sobrenadantes del clasificador de arenas y separador de grasas, estos últimos mediante 1+1 (en reserva) bombas sumergibles de 170 m3/h de caudal unitario.

Línea de agua | Pretratamiento

Esta unidad consta para el desbaste grueso con cuatro canales instalados de 1,1 m. de ancho dotados de compuertas automáticas de aislamiento aguas arriba y abajo.

Tres de los canales han sido equipados con rejas automáticas de gruesos de 20 mm de luz de paso, con una capacidad máxima por línea de 1.823 m3/h, y para la cuarta línea se dispone de una reja manual de 10 mm para casos de emergencia.

Después de las rejas automáticas se han implementado tres tamices de finos, también automáticos, con una luz de paso de 5 mm. Los residuos de las rejas y tamices son recogidos con sendos tornillos transportadores- compactadores hasta dos contenedores de almacenamiento.

Los cuatro canales disponen de vaciado independiente, los que se comunican con el pozo de bombeo de vaciados del pretratamiento, indicado anteriormente.

El agua a la salida de los canales de desbaste, llega a las tres líneas de desarenado-desengrase previstas. Cada desarenador tiene unas dimensiones de 18 m de longitud y 4 m de anchura, con un volumen unitario de 180 m3.

El sistema de aireación de cada desarenador se realiza con tres electroturbinas por línea de 1,5 kW de potencia unitaria. Las bombas de arenas van a bordo del puente desarenador y tiene una capacidad unitaria por línea de 55 m3/h.

Toda la mezcla agua-arenas de los tres desarenadores, confluyen en el clasificador que tiene una capacidad de 120-240 m3/h. Este elemento separa las arenas del agua y las almacena en un contenedor abierto de 5 m3 de volumen.

Publicado en el Nº83 Septiembre – Octubre 2021