Planta de valorización energética de residuos del Principado de Mónaco

En el corazón del barrio de Mónaco de Fontvieille, la Société Monégasque d’Assainissement (SMA) opera una planta de incineración con capacidad de procesamiento de 80.000 toneladas de residuos anuales con recuperación de energía. Inicialmente, la planta fue construida con un horno de tres rejillas idénticas, pero la planta sólo trata un máximo de unas 50.000 t de residuos al año para reducir las emisiones de CO2 , con el objetivo de cumplir con el Protocolo de Kyoto. Esto se logra mediante el uso de dos de las tres rejillas del horno de forma continua y manteniendo la tercera en standby y lista para entrar en operación cuando una de las otras dos se desconectan anualmente para labores de mantenimiento.

Planta de incineración/ Instalación de recuperación de energía

La historia de la incineración de residuos en el Principado se remonta a 1898, cuando fue construida la primera planta de incineración en Fontvieille. Esta instalación tenía un proceso de tratamiento por lotes y estuvo operando con éxito hasta que fue sustituido en 1938 con una nueva incineradora ubicada en el mismo sitio. Esta nueva incineradora, también del tipo de proceso por lotes, se inauguró en 1938 y se mantuvo en operación satisfactoriamente en el Principado hasta que fue cerrada en 1980.

En 1980 se construyó en el mismo lugar la tercera planta incineradora de residuos para el Principado. La planta ocupa una superficie de 1.500 m2, lo cual justifica su diseño orientado verticalmente. La planta opera de forma continua para incinerar residuos municipales, comerciales e industriales las 24 horas los siete días a la semana, los 365 días del año. Es muy eficiente, reduciendo los residuos a un 90% de su volumen y un 75% de su peso. Cuando se construyó la planta se diseño con resistencia a terremotos, y la chimenea de la instalación ha sido incorporada en el edificio, por lo que no es visible para el ojo humano, reduciendo así el impacto visual de la instalación. Esto era importante ya que se encuentra en el corazón de Fontvieille y cerca del puerto.

El penacho blanco de vapour de agua que se genera tradicionalmente por la incineración / energía de las plantas de residuos en toda Europa, se calienta y por tanto queda eliminado totalmente. La planta de incineración de residuos se actualizó en 1994 para cumplir con la Directiva de la CE sobre la contaminación atmosférica. La actualización incorpora un sistema de lavado húmedo para tratar las emisiones producidas por el proceso de incineración anterior a la descarga por la chimenea. En 2006, el proceso de incineración fue actualizado de nuevo, incorporando el uso de la tecnología de Reducción Catalítica Selectiva (SCR) de CNIM Lab, para reducir aún más las emisiones.

Leer el artículo completo

Timothy Byrne
MCIWM Chartered Waste Manager. ISWA International Waste Manager.
Associate member of Ategrus (Spanish Solid Waste Association)