Plantas de tratamiento de residuos altamente rentables

Plantas de tratamiento de residuos altamente rentables

Masias Recycling está focalizando en utilizar la fracción húmeda del residuo, que es la más problemática y también la mayoritaria, a diferencia de otros modelos o sistemas, que tienden a tratar solo la fracción seca de los residuos, que es la que consideran valorizable. Este nuevo modelo de planta de tratamiento de residuos basado en la metodología que denominan Waste to Cash permite multiplicar por 5 el beneficio de explotación, y reducir en un 80% el rechazo. Waste to Cash parte de la necesidad de poder transformar el 95% de la basura tratada en un recurso, ya sean materias primas, ya sean reciclables, combustibles u otros usos secundarios.
Bajo el amparo de la innovación y la ilusión por desarrollar nuevos y mejores sistemas, la compañía ha creado Waste to Cash: un concepto, un método de análisis y, en la práctica, una manera de hacer plantas de tratamiento de residuo que desde hace algunas semanas ha venido presentando en diversos escenarios profesionales como la feria IFAT de Munich, las Jornadas Biometa en Barcelona, REW Istanbul o, próximamente, en la feria RWM de Birmingham.
Para entender y conocer el concepto Waste to Cash también hay que tener en cuenta que si hablamos del residuo no existen soluciones que se puedan aplicar de manera homogénea. Deben analizarse y complementarse todas las variables para entender qué se esconde detrás un determinado residuo, de la comunidad que lo ha generado, y actuar en consecuencia. Esa es también la respuesta de Waste to Cash para las plantas de tratamiento. Las diferencias entre pueblos y comunidades, costumbres y contextos socioeconómicos marcan la diferencia en las características de cada residuo.
Waste to Cash es una solución tecnológica integral a la gestión de residuos, ya que además de analizar todos los aspectos relativos al material tratado, también se centra en el entorno micro y macroeconómico del cliente, sector y país, analizando desde los costes derivados de la explotación de planta hasta las posibilidades de financiación, la re-ingeniería y la re-inversión en función del horizonte temporal de cada proyecto. Así, Waste to Cash permite sacar el máximo valor a los residuos y optimizar económicamente la solución técnica planteada para ello, consiguiendo trasformar el residuo en un recurso. Un sistema que parte de la necesidad de poder transformar el 95% de la basura tratada en un recurso, ya sean materia prima ya sean reciclables, combustibles u otros usos secundarios.

Artículo publicado en: FuturENVIRO Octubre 2014