Proyecto WATINTECH: Reutilizar los residuos de la depuración

El proyecto WATINTECH, en el que participa Acciona junto con centros tecnológicos y universidades europeas, ha sido premiado en el Salón IWater de Barcelona como Mejor Investigación 2016. Este proyecto permitirá convertir residuos de la depuración en productos útiles para emplearlos como anticorrosivos y neutralizadores de olores en las propias redes de agua residual, generar energía para el autoconsumo de las planta y aumentar la cantidad de agua depurada apta para su reutilización

El proyecto europeo de innovación Watintech, en el que participa Acciona Agua, permitirá, por un lado, aprovechar los residuos extraídos de la depuración para convertirlos en productos útiles para neutralizar olores y evitar la corrosión en las redes de saneamiento y para obtener energía para el autoconsumo de las plantas; además, gracias a la tecnología empleada, se logrará aumentar la cantidad de agua depurada apta para su reutilización con usos agrícolas o industriales.

El proyecto Watintech, ha sido premiado en el salón IWater de Barcelona en la categoría de Mejor Investigación por su potencial de mejora de la eficiencia de los procesos de depuración tanto en términos económicos como medioambientales.

El proyecto contempla el uso de membranas de ósmosis directa para la filtración del agua residual, lo que aumentará los porcentajes de agua depurada aptos para su reutilización. El agua restante, con altas concentraciones de residuos, será procesada en un digestor anaerobio donde –por su alta concentración de residuos- generará hasta cuatro veces más biogás que un sistema estándar de depuración, y que será utilizado para generar energía para el autoconsumo de la planta depuradora. Los subproductos de este proceso también serán reutilizados, ya que, por su composición química, se pueden emplear para actuar como neutralizadores de olores y anticorrosivos en la propia red de saneamiento.

Este proyecto ha sido diseñado para poder actuar de manera “descentralizada”, ya que emplea tecnologías que pueden incorporarse también en plantas de pequeño y mediano tamaño, cercanas a los puntos de reutilización del agua (instalaciones industriales, agricultura intensiva…).

Leer más.

Artículo publicado en: FuturENVIRO Nº35 Noviembre 2016