¿Qué desafíos encara el sector del reciclaje de RAEE antes de que finalice 2022?

¿Qué desafíos encara el sector del reciclaje de RAEE antes de que finalice 2022?

El contexto mundial ha cambiado en los últimos meses para dar paso a un escenario en el que el sector del reciclaje se posiciona como un elemento esencial para suministrar materiales claves ante el desabastecimiento de materias primas, el aumento generalizado del uso de dispositivos electrónicos y el proceso de transición ecológica y digital. Fundación Ecolec encara el último semestre del año con el reto de cumplir los objetivos ecológicos a través de la recogida separada de RAEE a través de las iniciativas #Green y de las alianzas entre fabricantes, distribuidores y usuarios.

El sector del reciclaje encara un final de año afrontando diferentes desafíos que, lejos de resolverse durante el presente curso, se han hecho aún más fuertes. El desabastecimiento de materias primas y el encarecimiento de las mismas, la acuciante transición ecológica y digital y la búsqueda de alternativas sostenibles para afrontar la fabricación de aparatos electrónicos que den respuesta a su alta demanda por parte de los consumidores, son algunos de los retos que debe afrontar el sector.

En este sentido, uno de los principales desafíos a los que se enfrenta el sector del reciclaje en general, y el de los Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (RAEE) en particular, es el de posicionarse como elemento clave en el suministro de materias esenciales para la producción de dispositivos electrónicos.

En este punto entran en juego dos factores que empiezan a ir de la mano de forma estrecha: la transición ecológica y la digital. Para el primero, se está potenciando en la Unión Europea la apuesta decidida por el coche eléctrico como alternativa sostenible a los vehículos tradicionales. El sector de los RAEE interpreta un papel crucial en este punto, ya que para fabricar sus baterías es imprescindible el uso de materiales como el litio. Una pieza que podría obtenerse a través de la reutilización, potenciando el modelo de Economía Circular.

Por otro lado, en lo relativo a la transición digital, la constante actualización de los aparatos informáticos y de telecomunicaciones provocan una gran dependencia de terceros países en relación con el suministro de materias primas. Una situación que podría resolverse con la apuesta decidida por la Minería Urbana.

Apuesta por la Minería Urbana: un remedio ante el incremento de dispositivos electrónicos

El uso masivo de los dispositivos electrónicos está provocando una constante actualización y evolución tecnológica. Una realidad que convive con la cada vez más costosa extracción de elementos de la naturaleza para fabricarlos (como oro, plata, cobre, plomo, paladio o estaño).

Según el último informe Global E-Waste Monitor 2020, la demanda de materias primas en la Unión Europea alcanzará su pico más elevado en 2040, año en el que el reciclaje será la única alternativa para alcanzar la autosuficiencia de los Estados miembros. Por tanto, empezar a optar por el reciclaje de aquellos dispositivos que se han quedado obsoletos resulta indispensable, teniendo en cuenta que Europa es deficitaria en la tenencia de estos materiales.

Además, se debe tener en cuenta que la gestión inadecuada de los dispositivos electrónicos cuando entran en desuso, es especialmente perjudicial para el Medio Ambiente y para la Salud de todos. De hecho, si no se reciclan determinados componentes como el oro, la plata o el estaño, agravan la lucha contra el Cambio Climático en cuanto a las emisiones de gases de efecto invernadero.

De hecho, una de las apuestas por que más está creciendo y que aúna RAEE con desarrollo sostenible de forma directa es la puesta en marcha de instalaciones fotovoltaicas y de placas para fomentar el “autoconsumo”. La ventaja principal del autoconsumo es que, al fomentar el uso de una energía renovable como la solar, contribuye a la sostenibilidad y la reducción de emisiones contaminantes a la atmósfera. Por lo que se trata de una opción eficaz, sencilla y versátil con la que cuidar el medio ambiente.

No obstante, se debe tener en cuenta que, si la tendencia sigue en crecimiento, también tendrá como consecuencia un incremento de la generación de este tipo de residuos. Por tanto, se fomentarán los procesos de reciclaje y valorización poniendo en alza la Minería Urbana.

Publicado en el Nº92 Julio-Septiembre 2022