El reciclaje de plásticos en Europa debe expandirse masivamente

Europa tiene actualmente más de 2.200 plantas operativas para la clasificación y el procesamiento de los residuos plásticos. Su capacidad de procesamiento total es de aproximadamente 55 millones de toneladas anuales, que debe aumentar significativamente en los próximos años.

El reciclaje de plásticos en Europa está cambiando drásticamente: las exigencias de reciclado son cada vez mayores y los consumidores presionan cada vez más al comercio y a la industria para que manejen los plásticos de manera responsable.

Con esta situación de fondo, la UE ha endurecido la regulación al respecto. Por ejemplo, para los envases de plástico, la cuota de reciclaje obligatoria en la UE aumentará al 55% para 2030. Simultáneamente, se aplicará un método de cálculo diferente para determinar las cuotas de reciclaje en la UE, lo que significa que la cuota de reciclado actual debe casi duplicarse. Además, en el futuro, casi todo el reciclaje debe tener lugar dentro de la UE. Al asumir cantidades de consumo estables, esto se traduciría en que los materiales plásticos reciclados producidos en la UE tendrían que aumentar de aproximadamente 5 a casi 11 millones de toneladas por año.

Este enorme crecimiento proyectado podría ser demasiado bajo, ya que no hay indicios para asumir cantidades de consumo estables: en el pasado, siempre han aumentado. Las razones tradicionales para el uso cada vez mayor de los plásticos, por ejemplo, en los envases, son el aumento de la población, el crecimiento del consumo y el aumento del número de hogares unipersonales. Estas tendencias generales continuarán. «Además, el sector de los plásticos es un campo altamente innovador con desarrollos que ocurren más rápidamente que para otros materiales naturales», dice Mark Döing, Director General de ecoprog GmbH. «Un crecimiento adicional será impulsado, por ejemplo, por el sector de la movilidad electrónica, en el que se utilizará una alta proporción de plásticos para minimizar el peso de los vehículos».

Según las estimaciones PlasticsEurope, la producción mundial de plásticos aumentó alrededor del 75% sólo entre 2002 y 2018. No hay estadísticas públicas sobre el consumo de plásticos.

En contraste con estas previsiones de crecimiento, el día a día de las empresas de clasificación y reciclaje de plásticos es difícil, y no sólo desde la pandemia de coronavirus. Se caracteriza por la caída de los precios del mercado, debido a la caída del precio del petróleo, y al mismo tiempo por el aumento de los costes de la energía, la mano de obra y la eliminación de los residuos de la clasificación.

Para reforzar el reciclaje de plásticos, los Estados miembros de la Unión Europea han adoptado diversas medidas, entre ellas la introducción o ampliación de los sistemas de depósito de botellas de plástico, la intensificación de los sistemas de recogida selectiva de residuos, pero también el aumento de los costos de los vertederos y la incineración de residuos.

Sin embargo, estas medidas aún no son lo suficientemente estrictas para ajustar las ambiciones del reciclaje de plásticos a la realidad europea. No obstante, temas como las cuotas de reciclado o un impuesto europeo sobre los plásticos sólo se están discutiendo vagamente. Además, sigue siendo totalmente incierto cómo se aplicarían esas medidas en el sistema económico europeo actual, que se ha visto debilitado por la pandemia de coronavirus. Como primer país europeo en querer llevar a cabo estás medidias, Italia quiso introducir un impuesto sobre los plásticos en 2020, pero lo ha pospuesto debido a COVID-19.

Para añadir hechos al acalorado debate sobre el reciclaje de plásticos en Europa, que ha estado ocurriendo durante meses, la ecoprog analizó el mercado de eliminación de plásticos en detalle. Nos hemos centrado en la identificación de plantas, capacidades y actores en los segmentos de clasificación y reciclaje. En total, han recogido y analizado datos sobre unas 1.200 plantas de clasificación y 1.000 plantas de reciclaje en Europa, alcanzando unas capacidades totales de aproximadamente 55 millones de toneladas anuales. ecoprog supone que esta base de datos representa alrededor del 85 al 90% de las plantas existentes actualmente en Europa.

Durante este análisis, se ha hecho evidente que el negocio del reciclaje es particularmente volátil, mientras que el negocio de la clasificación es más estable, ya que genera mayores cuotas gracias a los ingresos de la eliminación. Especialmente para el segmento de reciclaje, se puede esperar que el crecimiento futuro también cause cambios significativos para el panorama competitivo. Hasta ahora, los proveedores más pequeños y regionales caracterizan el segmento en muchos países. Las empresas de la industria de la eliminación de desechos, pero también las de la industria del plástico, son bastante reacias a entrar en estos mercados.

Tanto la clasificación como el reciclaje deben aumentarse masivamente para cumplir con los requisitos futuros. Para la clasificación, se necesitan plantas adicionales, así como inversiones para mejorar la calidad de la clasificación – ya que sólo aumentar la recogida selectiva no será suficiente para alcanzar las cuotas de reciclaje ya determinadas.

En la actualidad se invierten sumas comparativamente grandes para investigar y probar tecnologías de reciclado químico, aunque la Unión Europea ni siquiera lo clasifica como un tipo de reciclado. En el marco de nuestro estudio de mercado, hemos identificado y analizado más de 30 proyectos en este segmento, también para plantas de escala comercial

El informe de mercado «Reciclaje de plásticos en Europa» ya puede solicitarse en la web.