RECURSOS DE AGUA NO CONVENCIONAL EN EL SIGLO XXI

Es un honor para mí escribir esta tribuna como nuevo presidente de la Asociación Internacional de Desalación (IDA), pero en primer lugar quiero hacer balance del 2019 con Almar Water Solutions. Este año ha sido muy significativo para la compañía porque se han firmado importantes alianzas y adjudicaciones. Almar Water Solutions ha consolidado su porfolio de proyectos con la incorporación de la desaladora de 450.000 m3/d de Shuqaiq 3 en Arabia Saudí y la desaladora de Mombasa en Kenia, la adquisición de la depuradora de aguas residuales de Muharraq en Bahréin, un acuerdo estratégico con Hassan Allam Utilities en Egipto para la creación de una JV que nos permita desarrollar proyectos en la región y la compra de una empresa de tratamiento de agua en Chile. Y todavía nos guardamos algunas sorpresas interesantes para finales de año.

Estoy muy orgulloso del equipo que hemos creado y de la motivación por cada uno de los proyectos en los que nos vemos involucrados. Con este equipo y su experiencia, estoy seguro de que llegaremos a tener una gran valoración y reconocimiento en el sector del agua, con un compromiso firme por la mejora de la calidad de vida de millones de personas y por buscar soluciones contra la crisis climática.

Soy miembro de IDA desde hace 22 años, aunque con una participación mucho más activa desde hace seis, y he estado profundamente implicado en el cambio que la asociación requería para afrontar su crecimiento en un momento en el que los recursos no convencionales de agua entran a formar parte de la solución al gran déficit de agua que padecemos. He evolucionado con ella, pasando de ser afiliado a director, más tarde tesorero y miembro del comité de operaciones, para finalizar como presidente en este último periodo.

Es todo un orgullo para mí, y una gran responsabilidad que afronto con mucha ilusión.

 

Carlos Cosín

Carlos Cosín, CEO de Almar Water Solutions, y nuevo presidente de la International Desalination Association (IDA)