Reducción, adaptación, economía circular y desarrollo sostenible: los cuatro pilares de la estrategia climática de SUEZ España

0

SUEZ España alinea sus estrategias en relación con la preservación de nuestro planeta con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU y los acuerdos de París.

En el marco de su participación activa en la COP25, celebrada este año en Madrid, el grupo SUEZ ha dado a conocer los puntos clave sobre los que estructurará su acción para la preservación de la Tierra y la lucha contra la emergencia climática. Frente al cambio climático, el grupo ha anunciado tres compromisos prioritarios: reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 45% y ayudar a sus clientes a evitar 20 millones de toneladas de CO2 al año en 2030, y seguir ofreciendo soluciones 100% sostenibles. Estos tres grandes compromisos persiguen alcanzar el objetivo de 0 emisiones netas y mantener el incremento de temperaturas global en 1,5ºC para el año 2050, meta que comparte con el resto de empresas adheridas a la campaña Our Only Future de la ONU.

En este contexto, SUEZ España ha querido alinear su estrategia para que sea compatible con una lucha activa contra el cambio climático. Fruto de este planteamiento, nace un plan de desarrollo basado en cuatro pilares esenciales, que estructurarán toda su acción hacia una estrategia climática alineada con los ODS.

FCC Aqualia central, Inodoro

En primer lugar, alcanzar una reducción del 45% de emisiones en 2030. Este primer pilar busca mitigar las causas del cambio climático. Para ello, la empresa ya ha puesto en marcha importantes iniciativas, como la copra de energía verde, que supone el 70% de la energía total comprada, o la ampliación de su flota de vehículos sostenibles, que cuenta ahora con 260 vehículos eléctricos, 375 híbridos y 15 a gas.

El segundo pilar persigue la adaptación a las consecuencias del cambio climático que, por desgracia, ahora mismo son una realidad. Así, SUEZ lidera el proyecto H2020 RESCCUE, una iniciativa europea que analiza el impacto del cambio climático en los servicios básicos urbanos y permite desarrollar innovadoras soluciones en consecuencia. Según Marc Velasco, Coordinador del Proyecto RESCCUE, “El proyecto RESCCUE ha ido un paso más allá al dejar atrás los enfoques sectoriales y considerar a las ciudades como redes de sistemas interdependientes. La visión del RESCCUE es holística, ya que se centra en las interconexiones entre los servicios urbanos, para así poder hacer frente tanto a los retos presentes como a los que el cambio climático pueda suponer.”

El tercer pilar continúa el desarrollo de estrategias, iniciativas y soluciones destinadas a implantar un modelo de economía circular, que reemplace el modelo de economía lineal, obsoleto y que basado en el sobreconsumo de recursos y su desechado. Algunas de estas iniciativas incluyen la transformación de depuradoras en biofactorías, que generan energía renovable, reutilizan el agua y dan valor a los residuos. El proyecto de la primera biofactoría del mundo, La Farfana, ubicada en Chile, recibió, en diciembre del 2018, el Premio “Momentum for Change” de la ONU por su aporte para enfrentar el cambio climático. Otras soluciones pasan por aplicar las nuevas oportunidades que brinda la transformación digital, como el proyecto Sustainability Partners, impulsado por Cetaqua, que aplica algoritmos a procesos de gestión de agua, energía y residuos. María José Amores, responsable de proyectos en Cetaqua, comenta al respecto: “En Gavá, hemos trabajado este año conjuntamente con los diferentes actores locales con el fin de aplicar el concepto de economía circular a nivel de ciudad, mediante concretas en temas de agua, energía, residuos y transporte. Esta colaboración ha permitido posicionar a Gavà como “City Blueprint” y “Water Wise City”, dos esquemas de acreditación en sostenibilidad, especialmente en cuanto a la gestión del agua.”

Por último, el cuarto pilar se basa en la aplicación de modelos responsables con el clima, como son el desarrollo y construcción de zonas verdes urbanas para favorecer su biodiversidad, o el desarrollo de soluciones digitales que optimicen el ciclo integral del agua. Un buen ejemplo del primer caso es el parque de La Marjal, un parque que cuenta con varias hectáreas inundables en caso de crecidas e inundaciones en la ciudad, que ha recibido numerosos premios y menciones. Según Amelia Navarro, Directora Desarrollo Sostenible en Aguas de Alicante: «El Parque Urbano Inundable La Marjal es una infraestructura verde que cumple una triple función: la hidráulica, como área de acumulación temporal de un volumen de 45.000m3 de agua pluvial, social como parque municipal para uso de la ciudadanía y, por último, ambiental, como pulmón verde para la ciudad que favorece la biodiversidad.”

Otro ejemplo de soluciones responsables con el clima es el desarrollo de Dinapsis, un centro de innovación diseñado para operar, desarrollar y aplicar soluciones digitales que mejoren la vida de los ciudadanos. “Esta capacidad de tener información en tiempo real nos permite ser más eficiente en la gestión hídrica, reducir costes y sobre todo atender mejor a la ciudadanía. Nuestro objetivo es ir más allá de la gestión de emergencias, sino poder anticipar y pronosticar posibles eventos antes de que lleguen, identificando los riesgos y medidas correctivas y evaluando distintos escenarios”, comenta Francisco Bartual, director general de Hidraqua, empresa del grupo SUEZ España que gestiona Dinapsis.

SUEZ en España continúa innovando para ofrecer soluciones respetuosas con el medio ambiente, basadas en los principios del desarrollo sostenible y la economía circular, que sirvan de estandarte en la lucha contra la emergencia climática que atravesamos.

Para conocer la agenda detallada con las ponencias que SUEZ llevará a cabo durante la COP25: https://www.suez.es/es-es/cumbre-mundial-del-clima-cop25