Reinventando la digestión anaerobia

En este artículo describimos la solución que Symbiona aportó a un grupo internacional de productos lácteos. El sistema AnoxyMem® de Symbiona combina las ventajas de los reactores anaeróbicos CSTR junto a los beneficios de la separación mediante membranas.

El cliente de Symbiona, un gran grupo internacional de productos  lácteos con una facturación de más de 400 M€ cuyo origen data de principios del siglo XX, posee un gran número de fábricas ubicadas estratégicamente en Europa Central, el centro de la industria de fabricación de productos lácteos Europa.

Siendo uno de los productores europeos más innovadores, el cliente de Symbiona realiza una gran inversión tanto en nuevas tecnologías de producción como en tecnologías para reducir su huella ambiental. Esto ha impulsado el rápido crecimiento de la compañía en los últimos años, lo que exige la expansión de su capacidad de producción y da lugar a nuevos retos para la protección del medio ambiente.

El mayor complejo de fabricación del grupo fue servido por una planta de tratamiento de efluentes (PTE) aeróbico, diseñada y construida en la década de 1990 y la descarga se realizaba al alcantarillado municipal con desagüe a los ríos. Después de casi 20 años de funcionamiento, se requería de una modernización para cumplir con los requisitos ambientales además de ahorrar energía y mejorar su rentabilidad. Además cuenta con otras tres plantas de producción con sus respectivas PTEs situadas a entre 50 y 150 km de la planta de fabricación principal y ubicadas en zonas altamente urbanizadas.

La empresa incurría en un elevado gasto para eliminar los lodos de sus PTEs y buscaba una forma económica con la que hacer frente a los lodos de flotación que se producían. La construcción de instalaciones de estabilización de lodos y de digestión anaerobia en cada PTE sería inviable económicamente; en su lugar una planta de procesamiento de todo el lodo de flotación generado en dos PTEs si era viable, a pesar de implicar costes adicionales de transporte.

Esta era, por tanto, la solución prevista por el cliente, cuya relación con Symbiona ha comenzado hace algunos años cuando Symbiona le proporcionó con éxito sus servicios de consultoría para la optimización de las PTEs. Los expertos de Symbiona también ayudaron a que el cliente cumpliese con nuevos retos medioambientales; estos resultados se obtuvieron gracias al know-how de Symbiona como consultora en el mercado de la industria láctea y su experiencia con proyectos “llave en mano” para el sector lácteo.

Leer más

Artículo publicado en: FuturENVIRO Nº33 Septiembre 2016