Retos del Sector Agua Urbana

Retos del Sector Agua Urbana

En el ecuador del año 2022 es conveniente hacer un breve repaso a los retos del sector del agua urbana; un sector muy particular de vital importancia para el día a día de las personas y que suele pasar desapercibido para el ciudadano.

AGA Asociación Española de Empresas de Agua Urbana

Meses atrás, a principios de año, ya publicamos en esta misma revista desde AGA, una breve valoración de asuntos pendientes a afrontar en este año 2022; algunos de los más destacados:

  • La llegada de fondos europeos
  • Creación de un Observatorio a nivel nacional específico para el agua
  • Repercusión de la reforma laboral en el sector del agua urbana
  • Evolución de las distintas Leyes del Agua que se están proponiendo a nivel autonómico y que están en distintas fases de desarrollo, así como la coordinación de éstas, tanto con la legislación estatal como con la competencia local del agua de consumo humano y el saneamiento.
  • Avanzar hacia criterios técnicos y no políticos en cuanto a la adopción de tarifas adecuadas que permitan la recuperación de los costes totales del servicio prestado.
  • Profundizar en la profesionalización del sector a un ritmo adecuado.
  • Aumento de la comunicación entre las distintas administraciones públicas y el sector.
  • Establecimiento de un marco coherente y uniforme del sector del agua urbana desde el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico que incluya un presupuesto público acorde a las necesidades y retos de cara al cumplimiento de la Agenda 2030.
  • Aumento de los recursos materiales y humanos destinados en la Dirección General del Agua, así como en los distintos Organismos de Cuenca.
  • Buscar nuevas soluciones en cuanto a financiación y permitir y favorecer todo tipo de colaboraciones, tanto público-públicas, público-privadas o privado-privadas.

Han pasado los meses y este amplio listado de asuntos pendientes ha sufrido pocos cambios. No obstante, sí se están produciendo avances y una pequeña muestra de ello es la última reunión del Consejo Asesor de Medio Ambiente (CAMA) celebrada en abril, que trató un gran número de asuntos relacionados con el agua; entre otros:

  • Proyecto de Real Decreto por el que se establecen los criterios técnico-sanitarios del suministro y control de la calidad del agua de consumo
  • Proyecto de Real Decreto por el que se aprueba la revisión de los planes de gestión del riesgo de inundación
  • Proyecto de Real Decreto por el que se aprueba la revisión de los planes hidrológicos
  • Proyecto de Real Decreto por el que se establece el régimen de instalación de plantas fotovoltaicas flotantes en el dominio público hidráulico
  • Acuerdo por el que se declaran nuevas reservas hidrológicas en las demarcaciones hidrográficas intercomunitarias
  • PERTE Digitalización del Ciclo del Agua

De todo lo ya citado y siendo todo de una gran relevancia, es conveniente incidir sobremanera en tres puntos.

Un acuerdo de país que plantee de una forma seria y a largo plazo la ruta para cubrir el déficit de inversión en el sector del agua urbana, calculado actualmente en el 50% de lo que sería necesario anualmente. Para ello, es necesario un planteamiento a largo plazo e independiente, por tanto, del signo político que esté al frente de las instituciones. Por supuesto, es necesario plantear con lógica el máximo aprovechamiento de fondos europeos, para que vayan destinados en un porcentaje importante a los servicios públicos esenciales, siendo el sector del agua urbana uno de los mejores ejemplos.

Arranque de forma inminente del PERTE de Digitalización del Ciclo del Agua que ya está aprobado, pero que aún no ha empezado a andar. Aunque cubre sólo una de las necesidades de inversión necesarias ya planteadas por el sector, será sin duda un revulsivo muy importante. En paralelo, otro punto importante contenido en este PERTE es la definición de una nueva figura denominada como “Observatorio” y que está pendiente de concretar en cuanto a funcionamiento, composición, funciones, etc.

Aprobación definitiva del Proyecto de Real Decreto por el que se establecen los criterios técnico sanitarios del suministro y control de la calidad del agua de consumo. Una vez aprobado, este Real Decreto será de gran relevancia, puesto que marcará no sólo aspectos puramente técnicos, sino otros muchos que tienen que ver con la profesionalización del sector y que, por tanto, marcará los estudios, acreditaciones, titulaciones, etc. que han de conseguir los trabajadores para formar parte de éste.

Como se ve hay muchos retos por delante que, bien planteados, pueden ser grandes oportunidades para el avance del sector, su total profesionalización y la atracción de inversión hacia el mismo. Pero todo ello ha de hacerse a un ritmo adecuado, que permita dar respuesta a los retos existentes y a lo que todos esperamos de este sector.

Confiemos en que los próximos meses, antes del cierre del año, sirvan para dar un gran empujón a todos estos temas y que afecten en positivo, de forma directa, a un sector que ofrece trabajo estable y fijo en un altísimo porcentaje, a más de 30.000 personas en España.