Reutilización de aguas grises y pluviales

Reutilización de aguas grises y pluviales

Aquantia, es una empresa con sede en Bilbao y San Sebastián, dedicada a la gestión sostenible del agua mediante la reutilización de aguas grises y pluviales entre otros. El sistema Aquantia de tecnología propia patentada, capta, depura y reutiliza el agua gris procedente de viviendas para su posterior uso en descarga de sanitarios, regadío, limpieza comunitaria entre otros, eliminando cualquier riesgo sanitario, de color y de olor existente en el agua.

La tecnología patentada de Aquantia depura y reutiliza el agua gris obteniendo un agua que cumple estrictamente el Real Decreto Español 1620/2007 para la reutilización de aguas y con las calidades de agua exigidas por la EPA (Environmental Protection Agency) de los USA. Las regeneradoras de agua de Aquantia gracias a la tecnología RBM reutilizan el agua gris procedente de viviendas, polideportivos, oficinas, hoteles, y campos de golf con un ahorro de hasta un 50% en el consumo de agua potable.

Para homologar tanto la tecnología como la eficiencia del sistema, se realizó una validación con la colaboración del centro tecnológico Gaiker-IK4 como organismo imparcial, y tras 9 meses de pruebas y dados los exitosos resultados se procedió a la comercialización del producto bajo la marca Aquantia. En el año 2012, fue seleccionada entre 200 empresas como una de las 14 tecnologías más interesantes en el Cleantech Forum Europe 2012 en Munich y algunos de sus clientes son Coca-Cola, Naturgas, Abengoa, Inbisa, LKS y Kutxa.

En los equipos de Aquantia, el agua se desinfecta mediante cloro residual desechando otras tecnologías ya que garantiza la desinfección en el tiempo. Si se utilizan lámparas UV u oxidación no se tiene garantía de desinfección una vez se ha estancado el agua en las cisternas de los baños o en el propio tanque RG.

Además mediante esta tecnología se pueden hacer mediciones de desinfección. ya que la capacidad de desinfección del cloro residual es medible y por tanto se puede garantizar una desinfección efectiva.

Artículo publicado en: FuturENVIRO Septiembre 2014