Rural Water Intelligence. El futuro en la gestión de regadios

Rural Water Intelligence aprovecha el crecimiento explosivo de datos proveniente de múltiples sistemas y bases de datos, dispositivos inteligentes y con acceso móvil a Internet, mediante la aplicación de tecnologías avanzadas TIC para mejorar el negocio de la gestión de regadíos y el suministro de agua a través de herramientas “Big Data”, análisis de datos e “Business Intelligence”.

Mejorando el presente para asegurar el futuro

La agricultura es, con mucha diferencia, el mayor consumidor de agua del planeta. Según Naciones Unidas el 70 % del agua extraída de ríos y acuíferos es para uso agrícola, tres veces más que hace 50 años. En 2050, se estima que la demanda de agua mundial para uso agricultura aumente en un 19 % debido a las necesidades del riego.

Las Comunidades de Regantes y los agricultores entienden que los sistemas de riego eficientes y la mejora en las prácticas de gestión y suministro del agua son de fundamentales para mantener la rentabilidad de la explotación en una era de cada vez más estrés hídrico, donde la disponibilidad de agua es cada vez más limitada y costosa, y añadiendo la necesidad de conservar agua para las crecientes demandas no agrícolas.

Impulsados por la revolución del sector de la información y las telecomunicaciones de los últimos 30 años, varias tecnologías y sistemas han sido implementados para reducir las pérdidas durante el proceso de distribución y riego y aumentar la flexibilidad y la fiabilidad del suministro de agua.

Con la aparición de los computadores personales y de las capacidades en telecomunicaciones, se implementaron los sistemas SCADA (Supervisión, Control y Adquisición de Datos) para supervisar y controlar de forma remota los reguladores e hidrantes. Más tarde, la consolidación de las redes SCADA y el aumento en la potencia de cálculo de los ordenadores introdujeron nuevos conceptos como la modelización o la operación automática de canales, así como la expansión de las redes de monitoreo, incluyendo calidad de agua, datos climáticos o aguas subterráneas. A principios del siglo 21, la era de Internet proporciona acceso a información y sistemas nunca antes disponibles y ofrece nuevos canales de comunicación entre los agricultores, comunidades de regantes y agencias de regulación.

Petición de órdenes de agua en tiempo real, compra-venta (permanente y temporal) de dotaciones de agua o el acceso a imágenes satelitales para la estimación de las necesidades hídricas de los cultivos
ahora están al alcance de la mano. Todas estas tecnologías tienen un denominador común, la generación de datos presentados en,, y presentada en múltiples formatos y plataformas.

En la actualidad, las comunidades de regantes reconocen cada vez más que todos estos datos representan un activo estratégico fundamental y que debe ser gestionado adecuadamente con el fin de exprimir todo su potencial. El siguiente gran paso en la mejora del sector vendrá del lado de la información, como asegura Daniel Lovell, Water data and system Manager (2010-2015) de Goulburn-Murray Water (AUS): “Tener acceso permanente, instantáneo y centralizado de información de la más alta calidad nos da la ventaja de optimizar la gestión de nuestros preciados recursos hídricos”

Leer más

Jordi Ayats Reixach
ADASA

 

Artículo publicado en: FuturENVIRO Nº31 Junio 2016