Schneider Electric, distinguida en los Global Water Awards por sus soluciones smart para el sector del agua

Schneider Electric ha recibido el Distinction Award en la categoría “Smart Water Company of the Year” de los Global Water Awards, prestigiosos premios internacionales que identifican los principales logros conseguidos por las empresas del sector del agua en temas de desarrollo industrial. Schneider Electric recibe así un reconocimiento a la excelencia de su desempeño durante el año 2017 en la industria del agua, ofreciendo soluciones integrales e inteligentes, que abarcan desde el diseño hasta las operaciones y el mantenimiento.

Los premios, otorgados por Global Water Intelligence, son el resultado de la votación de unos 14.000 profesionales y expertos del sector. En concreto, el Distinction Award ha reconocido el liderazgo e innovación de Schneider Electric en diferentes proyectos internacionales, que demuestran cómo las tecnologías digitales e inteligentes pueden proporcionar soluciones eficientes a necesidades específicas. Entre los proyectos de la multinacional francesa de 2017, destacan la mejora en eficiencia energética de cuatro ciudades de EE.UU., proporcionando ahorros anuales del valor de 1 millón de dólares; su contribución para detectar fugas en redes de distribución de agua en Reino Unido y para ahorrar agua en la Smart City de Naya Raipur en India. Entre sus nuevas herramientas para el sector, la organización de los premios ha destacado EcoStruxure Maintenance y Asset Advisor – parte de la plataforma EcoStruxure- y Water Network Optimization.

Schneider Electric es el mayor proveedor tecnológico del sector del agua en hardware, software y servicios asociados, ofreciendo soluciones específicas para tratar los retos del sector, que permiten un ahorro de hasta un 30% de la energía en todo el ciclo del agua. Cuenta con casi medio siglo de experiencia en la industria del agua y está presente en más de 40.000 instalaciones de aguas y aguas residuales: desde algunas de las plantas de tratamiento de aguas residuales más grandes del mundo hasta la automatización y gestión de la distribución de agua en ciudades como NYC, Toronto y Paris.