Se cumplen dos años de la adquisición de la planta de tratamiento de aguas residuales de Muharraq, en Baréin

Muharraq fue la primera planta de tratamiento de agua que Almar Water Solutions adquirió y añadió a su cartera de activos y proyectos. La depuradora trata actualmente hasta 100.000 m3/día de aguas residuales y reutiliza una parte para uso municipal e industrial.

Ayer 9 de mayo, se cumplieron dos años de la adquisición, por parte de Almar Water Solutions, de la participación en la planta de tratamiento de aguas residuales de Muharraq. Esta adquisición supuso para Almar un hito relevante en su cartera de activos de depuración y reutilización a la vez que marcó su entrada en el Reino de Baréin.

Muharraq STP es una concesión por 29 años bajo esquema PPP para el diseño, propiedad y operación (BOO) de una planta de tratamiento de aguas residuales de última generación con capacidad nominal de 100.000 metros cúbicos al día y de un colector general de saneamiento de 16,5 km. de longitud en la cuenca de Muharraq. La planta incluye una etapa final de tratamiento terciario para la totalidad del caudal, que permite reutilizar las aguas depuradas en aplicaciones urbanas tales como riego de jardines, limpieza viaria y servicios industriales.

Situado en un entorno extremadamente árido, Baréin está considerado como uno de los países con menor disponibilidad de agua dulce per cápita del mundo, con alrededor de 70 m3/año, un promedio de lluvias de 80 m3/año y unas tasas de evapotranspiración elevadas, con una media de unos 1.850 mm/año. Sin embargo, a pesar de esta escasez de agua, Baréin ha logrado un nivel muy encomiable de servicios de suministro de agua a lo largo de los años. Los recursos de agua no convencionales de Baréin consisten principalmente en la desalación y las aguas residuales municipales tratadas.

La concesión de la planta de tratamiento de aguas residuales de Muharraq se firmó en 2011 con el Ministerio de Obras, Asuntos Municipales y Urbanismo, y entró en operación comercial en diciembre de 2014.

Carlos Cosín, CEO de Almar Water Solutions, declaraba tras su firma: “Esta inversión sigue la línea estratégica de tener en propiedad y operar activos de agua en Oriente Medio y otras regiones. Esta adquisición supone un aumento de la cartera de activos en depuración y reúso de la compañía, reforzando así su actividad. Asimismo, nos brinda una oportunidad excepcional para contribuir al desarrollo del sector del agua en Bahréin y todos los países del Golfo”.

La planta depuradora de Muharraq recoge la totalidad las aguas residuales de la isla de Muharraq, con alrededor de 250.000 habitantes, y a fecha de hoy ha tratado 176 millones de metros cúbicos de agua. En el proyecto trabajan casi 70 personas entre la concesión y la operación y mantenimiento.

Almar Water Solutions continúa así con el plan de adquisiciones de proyectos y con acuerdos con empresas locales, con el objetivo de aportar capital, experiencia y conocimiento en aquellas regiones con altas necesidades de agua potable. 

Fuente: https://water.fanack.com/bahrain/water-resources-bahrain/