Se plantarán 800 árboles en una nueva acción del proyecto ‘Sembrando Oxígeno’, de Fundación AQUAE

Fundación Aquae ha puesto en marcha su segunda reforestación de este año. Esta nueva acción recuperará más de 20.000 m2 del paraje natural El Calvario, situado en el municipio malagueño de Manilva, y permitirá absorber 80 toneladas de CO2 durante las tres próximas décadas. La nueva reforestación se enmarca en el proyecto ‘Sembrando Oxígeno’ de Fundación Aquae que, desde 2015, ya ha permitido compensar 750 toneladas de CO2, gracias a la plantación de 12.000 árboles en toda la geografía española.

La reforestación de Manilva, que se realiza con la colaboración de Hidralia y el propio ayuntamiento de la localidad, contempla la plantación de 800 árboles de siete especies autóctonas. En concreto, se plantarán 240 ejemplares de pino carrasco, una de las especies que más CO2 absorbe; 160 de encina, 120 de almendro, 80 de ciprés y acebuche, respectivamente, 40 de alcornoque y el mismo número de algarrobos. 

Los ejemplares se protegerán con mallas individuales que, además de evitar que los dañen herbívoros y roedores de la zona, como ratones de campo, conejos y jabalíes, los protegerán de las inclemencias climáticas y disminuirán la acción desecadora del aire y el sol. Asimismo, durante los primeros años se evitará el pastoreo caprino para preservarlos. 

El trabajo se desarrolla de la mano de Sylvestris, una empresa social experta en siembras de masa forestal, con la que se está implementando desde su inicio el proyecto ‘Sembrando Oxígeno’. Una vez más, se emplea a personas en riesgo de exclusión social, en este caso, a cuatro residentes de la localidad malagueña de Manilva. 

Esta es la segunda plantación que Fundación Aquae lleva a cabo este año, tras la realizada el pasado febrero en el paraje de La Candeleda en Zamora (750 árboles en 15.000 m2 de superficie forestal) para absorber 175,5 toneladas de CO2 en los próximos 40 años.

Los árboles, fuente de aire limpio

Fundación Aquae puso en marcha el proyecto ‘Sembrando Oxígeno’ en 2015, como iniciativa para combatir el cambio climático tras el incendio de más de 1.700 hectáreas en Pego, el peor en veinte años en la provincia de Alicante. Su objetivo con esta iniciativa es reducir las emisiones de CO2 a la atmósfera a través de la plantación de árboles en zonas que han sufrido un incendio o pérdida de masa forestal. Igualmente, se evita el impacto negativo que la deforestación tiene en la capacidad del suelo para retener agua y se frena la desertificación asociada a los incendios forestales. 

De hecho, según demuestran diversos estudios, plantar árboles es el mejor método para absorber CO2 de la atmósfera y contrarrestar así el calentamiento global. En este sentido, cabe señalar que un solo árbol puede absorber hasta 5 kg de contaminantes atmosféricos al año y producir hasta 130 kg de oxígeno, en el mismo periodo de tiempo.

Fundación Aquae se ha convertido en la primera fundación privada de nuestro país en compensar su huella de carbono durante cuatro años consecutivos, y actualmente es la única entidad sin ánimo de lucro que cuenta con el triple sello ‘Calculo-Compenso-Reduzco’ del Ministerio para la Transición Ecológica (MITECO). Además, forma parte del ‘Registro de Huella de Carbono, Compensación y Proyectos de Absorción de Dióxido de Carbono’ desde 2014 y, por tanto, informa de los avances realizados en su plan de reducción de emisiones.