Semana Mundial del Agua: Copernicus contribuye a garantizar el futuro de los recursos hídricos

A las puertas de la Semana Mundial del Agua, el Servicio de Cambio Climático de Copernicus (C3S) revela cómo sus datos abiertos ayudan a los Gobiernos, las industrias y las personas a gestionar de distintas formas este recurso tan preciado.

El Servicio de Cambio Climático de Copernicus (C3S), implementado a través del Centro Europeo de Previsiones Meteorológicas a Plazo Medio (CEPMPM) en representación de la Unión Europea, celebra la Semana Mundial del Agua con una gran cantidad de información sobre su forma de ayudar a todos los sectores de la sociedad a cuidar nuestro recurso más importante. El C3S combina observaciones sobre el clima con las investigaciones científicas más recientes para desarrollar importantes datos de libre acceso sobre el estado del clima en Europa y el resto del mundo, así como sobre su efecto en el agua.

El CS3 ha estado colaborando con el Instituto Sueco de Hidrología y Meteorología (SMHI) para desarrollar un servicio operativo para el sector hídrico. El SMHI lleva desarrollando el servicio muchos años valiéndose de los datos del C3S y permitirá a los responsables de la toma de decisiones adaptarse a los inminentes desafíos climáticos, que abarcan desde el abastecimiento de agua hasta las predicciones sobre las fluctuaciones de variables como los flujos fluviales y la humedad del suelo.

El SMHI se vale de los datos del C3S para desarrollar el servicio desde hace muchos años, y este incluirá una interfaz online con mapas y gráficos. Asimismo, se proporcionarán ejemplos prácticos sobre cómo se toman las decisiones en el sector hídrico.

El servicio operativo del CS3 para el sector hídrico tiene por objeto ofrecer necesarias proyecciones sobre indicadores relacionados con el agua que puedan ayudar a predecir el efecto del cambio climático en la temperatura, las precipitaciones y la cantidad y calidad del agua basándose en conjuntos de datos existentes proporcionados por el C3S.

A continuación, exponemos otras cuatro formas en las que el Servicio de Cambio Climático de Copernicus (C3S) está ayudando a Europa y el resto del mundo a gestionar nuestro recurso más preciado y a hacer que sea accesible para todos:

1. Mareas de tempestades e inundaciones costeras: cómo los datos del C3S mitigan sus efectos
El Servicio de Cambio Climático de Copernicus para las Mareas de Tempestad en Europa proporciona datos climáticos de elevada calidad sobre las tormentas en las costas europeas. Su misión es concienciar sobre las fluctuaciones de estas condiciones a causa del cambio climático, apuntalando los procesos de toma de decisiones a largo plazo para una gran variedad sectores costeros y cuestiones relacionadas. Entre estas, destacan la gestión de las crecidas de las mareas en tempestades severas, la forma en que se operan las barreras para la prevención de inundaciones, la gestión de parques eólicos marinos y la gestión de las operaciones portuarias y las zonas costeras.

2. Cómo el C3S ayuda al sector cervecero con las predicciones sobre las descargas fluviales
El agua, a menudo extraída de los ríos, es vital para el sector cervecero. Actualmente, la cervecera holandesa Heineken utiliza los datos proporcionados por el C3S para predecir cambios futuros en las descargas fluviales con el fin de poder elaborar estrategias para mitigar su efecto. La gestión del agua respetuosa con el medio ambiente también reviste una gran importancia. El consorcio holandés de Heineken utiliza los datos del C3S para ofrecer «mapas situacionales» y contribuir a la planificación de un enfoque más responsable al negocio y al desarrollo medioambiental. Como resultado de ello, los planes futuros incluyen la creación de pantanales para purificar de forma natural las aguas residuales de la fábrica cervecera y el establecimiento de un canal de purificación.

3. Monitorización del incremento de las temperaturas marinas: los datos del C3S contribuyen a planificar el futuro de la navegación y los métodos de pesca
A medida que la temperatura de los mares aumenta, se espera que algunas especies de peces migren a aguas más frías. Los datos del C3S se utilizan para ayudar al sector pesquero a identificar cómo ciertas especies de peces se verán afectadas por el cambio climático. El C3S ha contratado a Plymouth Marine Laboratory (PML) para identificar y ofrecer la información que las partes interesadas necesitan para adaptarse al cambio climático y elaborar estrategias de pesca sostenibles.
Entretanto, el servicio también está colaborando con el sector naval para ayudarle a adaptarse a cuestiones similares relacionadas con el aumento de las temperaturas marinas. El C3S está trabajando con distintos proveedores, incluido Offshore Navigation, para desarrollar el Global Shipping Service. Los datos fiables y de elevada calidad ayudan al sector naval a organizar sus flotas y maximizar la eficiencia de sus rutas, muchas de las cuales se están abriendo ahora a medida que las temperaturas marinas aumentan, reduciendo así las emisiones y los costes.

4. Garantizar el futuro de los alimentos: los datos del C3S se utilizan para planificar las estrategias de riesgo de los cultivos
Los datos del Informe sobre el Estado del Clima Europeo de este año, elaborado por el C3S, revelaron que 2018 registró un nivel de lluvias inferior a la media en buena parte de Europa, lo que dio lugar a un descenso de la humedad del suelo. Esto no solo provocó una reducción de la cubierta vegetal, sino que provocó, en algunas ocasiones, malas cosechas. Los datos del C3S se están usando para ayudar a elaborar estrategias de riesgo para distintos cultivos y a proteger la seguridad alimentaria de cara al futuro. GECOsistema, una consultora italiana, está utilizando información del C3S para ayudar a la autoridad de recuperación de suelo y de riego de la región Emilia-Romaña a realizar proyecciones sobre el abastecimiento futuro de agua disponible para los cultivos en el municipio italiano de Castiglione, de 2.062 hectáreas. Mediante el uso de hipótesis climáticas derivadas de los datos de Copernicus para 2020, 2050 y 2080, la consultora pudo predecir el crecimiento de seis cultivos distintos y qué cantidad de agua podría ser necesaria, así como el rendimiento potencial.