Almar Water Solutions, empresa que desarrolla infraestructuras de agua, a través de Abdul Latif Jameel Commercial Development Company Ltd., ha conseguido el cierre financiero de la planta desaladora de Shuqaiq 3, junto a Marubeni Corporation, Acciona Agua y Rawafid Alhadarah Holding Co., por valor de más de 600 MM$.

En la transacción han intervenido tanto la banca nacional saudí como organizaciones internacionales. Por parte de la banca saudí han participado Samba y NBC, mientras que los players internacionales han sido MUFG (Agent), Crédit Agricole, Norinchukin y SMBC, alcanzándose un acuerdo tan solo tres meses después de que se firmara el contrato de compraventa de agua.

La planta desaladora de Shuqaiq 3, que se situará en la costa del Mar Rojo, en Arabia Saudí, suministrará de agua potable a más de 1,8 MM de personas y creará alrededor de 700 puestos de trabajo desde el inicio de su construcción hasta su puesta en marcha. La finalización del proyecto está programada para el cuarto trimestre de 2021 y se desarrollará bajo un modelo de contrato BOO (build, own, operate en sus siglas en inglés) durante 25 años.

De acuerdo con el World Water Development Report 2019, Oriente Medio es la región con mayor escasez de agua del mundo. Mientras que el promedio mundial de disponibilidad de agua es 7.453 m3 por persona y año, en Oriente Medio solo cuentan con 736 m3 por persona y año según los últimos datos disponibles de AQUASTAT (s.f.). La escasez de agua per cápita ha ido en aumento y se espera que aumente en el futuro, debido al crecimiento de la población y al cambio climático. Esta tendencia ha contribuido además a la sobreexplotación de las aguas subterráneas y a la pérdida de tierras cultivables para la agricultura.

La nueva planta ayudará a paliar esta escasez que sufren los habitantes de la región suroccidental de Arabia Saudí, proporcionando una nueva fuente de agua potable tanto para uso doméstico como urbano.