SIGAUS recorre kilómetros por el medio ambiente en la 10ª edición del Panda Raid

El pasado 2 de Marzo arrancó la 10ª edición del rally amateur Panda Raid, una carrera de larga distancia cuyo principal requisito es que se realice con modelos Panda o Seat Marbella. Los 350 equipos participantes recorrerán un total de siete etapas, en total 3.000 kilómetros en los que el desierto pasará a ser un protagonista más. Como en cada edición, esta carrera está abierta a todos aquellos que, aún sin experiencia, quieran disfrutar de esta aventura única.

La salida oficial de la carrera será desde Madrid a Motril, localidad en la que los equipos embarcarán en un ferry destino a Marruecos. Desde allí, y tras pasar su primera noche, partirán rumbo a la aventura pasando por localidades del sur de Marruecos como Bni Tadjite, Errachidia, Merzouga, Trafraoute Sidi Ali y Tansikht. Como broche de oro a esta 10ª edición, los pilotos llegarán a la meta ubicada en Marrakech.

SIGAUS se une a esta aventura a través del patrocinio de uno de los equipos con el que podrá desarrollar su vertiente más solidaria. Durante las paradas de este rally, el equipo SIGAUS repartirá material escolar en las poblaciones con mayores necesidades. Una libreta y un bolígrafo, realizados con material reciclado, será la aportación que se hará desde la Entidad a esta zona de África tan necesitada.

Además, el carácter medioambiental de la prueba hace que nuestra razón de ser encuentre reflejo en el cuidado del entorno que se hace desde la organización del Panda Raid. Junto a la Fundación GoodPlanet, se calcularán las emisiones de CO2 de toda la prueba, y se compensarán invirtiendo el dinero equivalente a dichas emisiones en el mantenimiento de la biodiversidad del bosque de Mesguina, en Agadir. Se trata de un espacio en el que 150 agricultores practican la apicultura en más de 3.000 colmenas que producen una de las mieles más apreciadas de Marruecos y que constituye una importante fuente de ingresos para sus habitantes.

Este reto, al que SIGAUS se suma, pondrá a prueba no solo a los coches con los que se recorrerán miles de kilómetros por terrenos arenosos y complejos, sino también la resistencia y el espíritu de colaboración de los propios participantes. A diferencia de otras competiciones, el Panda Raid no busca la marca de un buen tiempo sino que los equipos lleguen a la meta habiendo superado todos los retos que se presentarán en el recorrido.