SIGRE presenta ante el Ministerio para la Transición Ecológica sus indicadores clave en economía circular

SIGRE presenta ante el Ministerio para la Transición Ecológica sus indicadores clave en economía circular

La información aportada constata que el sector farmacéutico se encuentra a la vanguardia en la implantación de los principios de la economía circular.

SIGRE ha remitido al Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITERD) la evolución de los indicadores clave de su actividad, los cuales permiten medir su grado de desempeño en materia de economía circular durante el pasado ejercicio.  

Como modelo de alianza sectorial en esta materia, SIGRE fue una de las primeras organizaciones invitadas a adherirse al Pacto por una Economía Circular, una iniciativa impulsada por el  Gobierno español en el año 2017 con el objetivo de implicar a los principales agentes económicos y sociales en la transición hacia un sistema productivo más eficiente y sostenible.  

Entre los principales indicadores aportados por SIGRE se encuentran el número de laboratorios farmacéuticos que han aplicado medidas de prevención/ecodiseño, el porcentaje de reducción en peso de los envases de medicamentos, las medidas de prevención aplicadas por área de actividad (reducción de materiales, minimización del impacto ambiental, mejora del reciclado, etc.) y las acciones de divulgación que se han realizado en este ámbito.

Asimismo, SIGRE ha suministrado información sobre la cobertura territorial de este sistema de recogida y reciclado de los residuos de medicamentos y sus  envases que se generan en los hogares.

El sector farmacéutico a la vanguardia en economía circular  

La actividad del sector farmacéutico resulta esencial para la salud y el bienestar de la sociedad y contribuye significativamente al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030.

Para garantizar un crecimiento sostenible desde el punto de vista económico, social y medioambiental, el sector farmacéutico apuesta por incorporar en todas sus actividades los principios de la economía circular.

Su actividad permite reducir el consumo de materias primas a través de las medidas de ecodiseño en los envases farmacéuticos; recuperar los materiales mediante su reciclado; y reducir el impacto medioambiental de los residuos mediante la logística inversa y la valorización energética de los residuos de medicamentos.

Solo en 2021, los laboratorios farmacéuticos han aplicado 421 iniciativas de ecodiseño que permitieron hacer más sostenible 117 millones de los envases puestos en el mercado, un esfuerzo que ha sido reconocido por parte del Club de Excelencia en Sostenibilidad con la selección del V Catálogo de Iniciativas de Ecodiseño de SIGRE como una de las mejores prácticas en materia de circularidad.

También destaca la positiva evolución de la colaboración ciudadana, con un incremento de los residuos de medicamentos recogidos en 2021 del 8% respecto al ejercicio anterior. De esta forma, la tasa de recogida recupera los niveles previos a la pandemia, habiéndose alcanzado, además, unos índices de reciclado de los envases recogidos del 67,97%.

Todo ello, permite cerrar adecuadamente el ciclo de vida del medicamento, consolidando un modelo eficiente, seguro y sostenible para la gestión de los residuos de medicamentos y sus envases, que sitúa al sector farmacéutico a la vanguardia en la implantación de los principios de la economía circular.