Sistemas uv para el tratamiento de piscinas cubiertas y agua de lluvia

Sistemas uv para el tratamiento de piscinas cubiertas y agua de lluvia

El complejo de piscinas Victoria Park (VPSPC, Victoria Park Swimming Pool Complex) en Hong Kong ha instalado recientemente 21 sistemas de desinfección UV de Hanovia para tratar el agua en tres de sus piscinas cubiertas y para desinfectar el agua de lluvia recogida. Los sistemas UV fueron instalados por Jardine Engineering Corp, con la ayuda de SmarTech HVAC & Engineering distribuidor local de Hanovia.

El complejo de piscinas Victoria Park Swimming Pool Complex (VPSPC) en Hong Kong cuenta con una piscina olímpica de 50 metros, una piscina de usos múltiples de 30 y un jacuzzi interior que cuentan con un sistema de tratamiento UV de Hanovia. Además el agua de lluvia recogida que se destina a la limpieza de los suelos del complejo así como el agua de descarga del inodoro se trata con UV antes de su uso. VPSPC eligió Hanovia porque, en su opinión, es la tecnología ideal para el baño de tratamiento de agua de la piscina ya que el tratamiento UV no sólo destruye los microorganismos, sino que también elimina las cloraminas, resultando un agua cristalina sin cloro y sin el olor tan característico de este en las piscinas cubiertas.

Los sistemas UV de Hanovia pueden ser dimensionaods para su aplicación con una gran variedad de caudales, pudiendo tratar caudales de 1.700 m3/h en la piscina olímpica principal del complejo como los pequeños caudales que se tratan de la recolección de agua de lluvia.

Las cloraminas que se encuentran en forma de vapor en la superficie de la piscina causan irritación ocular y cutánea y un fuerte olor desagradable para los bañistas y el personal que trabaja en las instalaciones. Además son un riesgo para la salud si se inhala regularmente.

Las cloraminas son altamente corrosivas y son conocidas por causar daños en las estructuras de las piscinas cubiertas, con el problema de seguridad consecuente. El uso de la tecnología UV elimina el problema de las clorominas casi en su totalidad ya que gracias a su amplio espectro de longitud de onda elimina las mono-, di- y tricloraminas.

Artículo publicado en: FuturENVIRO Noviembre 2014