Sogama destina 11,5 M€ a la construcción de la nueva planta de depuración en el vertedero de Areosa

El contrato, establecido para un período de cuatro años, incluye el suministro, el proyecto, la obra, el montaje y el mantenimiento de la instalación. La nueva instalación estará dotada con cuatro líneas de tratamiento con capacidad para depurar 225 metros cúbicos de lixiviado diario cada una, con un rendimiento de depuración mínimo de un 67%. La prioridad de Sogama es garantizar en todo momento que las aguas que se devuelven a la red pública cumplan de forma rigurosa con las exigencias recogidas en la Autorización Ambiental Integrada.

El Consello de la Xunta, en su reunión del pasado 7 de marzo, autorizó a Sogama a contratar, por un importe de 11.439.722,09  euros (IVE incluido), el suministro, el proyecto, la obra,  el montaje y el mantenimiento de una nueva planta de depuración de lixiviados en su vertedero de residuos no peligrosos de Areosa, en Cerceda.

La decisión de construir esta nueva infraestructura obedece a un cambio de estrategia en la operativa de Sogama derivada de las mejores circunstancias en que el vertedero desarrolla su  labor. La ampliación del complejo industrial de la entidad pública, que verá incrementada su  capacidad en un 81%, pasando de las 550.000 toneladas anuales a 1.000.000, hará posible que todos los residuos urbanos producidos en Galicia puedan recibir un tratamiento óptimo, disminuyendo de forma considerable la cantidad  de basura  destinada a vertedero.

FCC Aqualia central, Inodoro

De hecho, la pretensión es llegar en 2020 al 10%, lo que se conoce como vertido técnico cero; esto quiere decir que solo se verterá aquella fracción de desechos que no pueda ser reciclada ni valorizada material o energéticamente, dando debido cumplimiento a la gestión jerarquizada de residuos que promulga la Unión Europea y que comienza por la prevención y la reducción, continúa con el reciclaje y la valorización, y concluye con el depósito en vertedero, la alternativa menos deseable.

Más eficiencia y menor gasto

El sistema de depuración actual se caracteriza por disponer de plantas de depuración móviles que se desplazan de lugar para dar cobertura a las necesidades de distintos puntos. Ahora, y aprovechando la finalización del contrato anterior, se considera que la mejor opción es una instalación fija que responda a los requerimientos de un volumen de basura estable que progresivamente irá a menos.

La nueva planta estará dotada con cuatro líneas de tratamiento  con capacidad para depurar 225 metros cúbicos de lixiviado diario cada una, siendo su  rendimiento mínimo de depuración del 67%.

Adicionalmente, y al  tratarse de una instalación fija que finalmente pasará a ser propiedad de Sogama, una vez se haya abonado la amortización  al adjudicatario, supondrá un ahorro de costes  a largo plazo. Continuar con la dinámica en vigor hasta el momento, supondría asumir el pago de máquinas de depuración  nuevas cada cuatro años aproximadamente.

La correcta depuración de lixiviados constituye desde siempre una prioridad para Sogama, ya que, como no puede ser de otra forma, estos deben ser tratados adecuadamente a fin de que las aguas que se devuelven a cauce  público cumplan de forma rigurosa con las exigencias recogidas en la Autorización Ambiental Integrada del propio vertedero..